Empoderar a la mujer a través de la sexualidad.

Eso fue lo que motivó a Francesca Gnecchi para darle vida a Erotique Pink.

0
156

Erotique Pink es la primera boutique erótica premium del país pensada, sobre todo, para mujeres. Nació en 2017 como un eCmmerce – el 8 de marzo para ser exactos -, pero a fines del año pasado abrió un espacio físico en Palermo Hollywood en donde se pautan citas para mantener la privacidad de las clientas y también se dictan algunos cursos con especialistas en sexualidad.

“Siempre me interesó todo lo que tenía que ver con el arte erótico”, cuenta Francesca Gnecchi. Ella es licenciada en comunicación especializada en sexualidad y fundó la boutique con el objetivo de darle una mirada femenina a la sexualidad porque consideraba en Argentina no se estaba abordando la temática desde ese lado. Aquí, había poco contenido en los medios sobre sexualidad y disfrute, y estaba más orientado hacia el placer del hombre. De igual forma, los Sex Shops eran -y son- percibidos como un lugar tabú o “escondidos” dentro de una galería, al que las personas ingresan muchas veces con vergüenza. “Esto afuera era distinto, las boutiques eróticas eran más delicadas y brindaban talleres a cargo de especialistas. Además, muchos medios compartían columnas muy interesantes, la temática era abordada desde otra óptica. Entonces, por qué no empezar en Argentina a escribir sobre el tema y crear un espacio que sea distinto, donde también brindar talleres con expertos, donde abordar inquietudes”, decía la joven.  

Erotique Pink es una boutique erótica destinada a la mujer que ofrece una curaduría de los diseñadores de lencería – con talles que van desde el 1 al 5 – y objetos de placer más exclusivos y sofisticados a nivel local e internacional con el fin de inspirar a la mujer a empoderarse sexualmente y a desarrollar su costado más provocativo, erótico y sensual, dejando la idea de la mujer como objeto. Un detalle importante es que son productos delicados, con diseño y no necesariamente con forma fálica como tradicionalmente los percibimos. En el showrrom también se venden películas eróticas creadas por Erika Lust que es una directora feminista.

Una de las cosas que más llamó mi atención, fue lo referido a los productos de salud sexual. Con esta sección Francesca ha investigado y trabaja para ayudar a mujeres que sufrieron cáncer y tienen problemas para poder disfrutar su sexualidad plenamente. En la charla surgió también la posibilidad de generar un espacio para mujeres que acaban de ser mamás y su retorno a la sexualidad e intimidad con su pareja es difícil.

Mi paso por Erotique Pink me hizo ver a la sexualidad desde otro lado. Entender que las mujeres tenemos derecho a vivir el placer, para nosotras mismas y no para el otro. Conocer lo que nos hace bien, lo que nos gusta. Este espacio, es un buen sitio para descubrirlo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here