Un estudiante recolecta aceite usado y lo convierte en biocombustible

Bruno Busconi es estudiante de la Lic. en Ambiente y Energías renovables de Universidad Siglo 21 y creó Arquea, un emprendimiento que se encarga de recolectar el aceite usado en restaurantes y domicilios para reciclarlo y generar nuevos recursos a partir de su reutilización.

0

En el marco del Día Mundial del Reciclaje, dialogamos con Bruno Busconi, estudiante de la Lic. en Ambiente y Energías renovables de Universidad Siglo 21, quien encabeza Arquea, un emprendimiento que se encarga de recolectar el aceite usado en restaurantes y domicilios para reciclarlo y generar nuevos recursos a partir de su reutilización.

El emprendimiento comenzó en 2020 y aproximadamente recicla 12 mil litros de aceite vegetal usado en un año. Este aceite proviene de los grandes generadores, que en este caso serían locales gastronómicos.

El objetivo es disminuir el impacto ambiental a través de la economía circular, utilizando el residuo (aceite) como materia prima para hacer biodiesel. Un solo litro de aceite usado que es vertido por las cañerías puede llegar a contaminar hasta mil litros de agua.

Además de evitar la contaminación de millones de litros de agua, también es posible la producción de biocombustible (biodiesel) que funciona al 100% en motores diesel y tiene 70% menos de emisiones que el gasoil convencional. La recolección del aceite la realizan consumiendo únicamente biodiesel; y en el proceso productivo no se genera ningún tipo de residuo. 

¿Cómo surgió Arquea?

Al estudiar la Licenciatura en Ambiente y Energías Renovables en Universidad Siglo 21 siempre me interesó el tema del reciclado y reutilización de recursos. Y así surgió el emprendimiento, hace un año junto con mi papá que también tiene conocimientos del tema; comenzamos a hacer pruebas con aceite limpio de girasol, fuimos probando diferentes variables hasta que logramos producir el biodiesel. Indagando sobre los diferentes aspectos de la reutilización, nos dimos cuenta que el aceite de girasol usado servía para hacer biodiesel y tenía las mismas condiciones. Ahí fue cuando empecé a hacer la gestión en los locales gastronómicos.

¿Cuál es su objetivo?

El objetivo de Arquea justo lo estamos cumpliendo en estos momentos. Estamos trabajando con los locales gastronómicos más importantes de Córdoba y en conjunto con la cámara de bares. La próxima gran meta será crear alianzas en conjunto con la municipalidad de Córdoba y organismos para abarcar el reciclaje en más puntos de la provincia.

¿Qué tipo de aceite se puede reciclar? ¿En qué se convierte eso que se recicla?

Se puede producir el biodiesel con cualquier tipo de aceite vegetal (soja, maní, maíz). El proceso de reciclado consiste en una etapa de neutralización, en la que se elimina la humedad y el material particulado (restos de alimentos) por medio de temperaturas y filtros. Después se pasa al proceso de transesterificación, donde las grasas del aceite se unen con el alcohol mediante un catalizador obteniéndose biodiesel y glicerol. El biodiesel lo usamos como combustible y el glicerol funciona perfectamente como jabón desengrasante.

¿Qué podemos hacer en nuestras casas alineado con la causa que Arquea promueve?

Lo que nosotros recomendamos en nuestras casas es que acopien su aceite después de freír en botellas o en algún recipiente; y comunicarse con nosotros o alguna otra empresa que recicle aceite vegetal usado. Es importante saber que nunca debe tirarse, ya que puede contaminar miles y miles de litros de agua.

¿Cómo se puede concientizar al respecto?

Debe haber un cambio de conciencia en cada uno de nosotros, tan solo pensando que ya no existe la basura. Todo lo que nosotros creemos que son residuos, para otros es materia prima; para los locales gastronómicos el aceite es basura y para nosotros es materia prima.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here