Toyota Argentina invierte en movilidad inclusiva

En su camino a convertirse en una empresa de movilidad, la empresa apoya el desarrollo de una silla de ruedas omnidireccional a batería. Se trata de un proyecto de financiación y acompañamiento a Edites Solutions, empresa de jóvenes emprendedores de Bahía Blanca dedicada a la innovación en movilidad.

0
74

Toyota Argentina firmó un acuerdo de colaboración con Edites Solutions S.A.S, para financiar y apoyar la producción en serie de una silla de ruedas omnidireccional a batería en nuestro país. 

El proyecto SIRUOM (Silla de Ruedas Omnidireccional), se inscribe en el marco de esta nueva etapa de movilidad para todos que está desarrollando Toyota. Se trata de una silla que incorpora tecnología omnidireccional en sus ruedas y funciona a batería, brindándole al usuario libertad de movimiento y autonomía. La omnidireccionalidad la hace única ya que el usuario puede desplazarse en cualquier sentido y dirección, pudiendo transitar en espacios más reducidos que una silla de ruedas convencional. 

En la actualidad existen más de 1.300 millones de personas con discapacidad a nivel global, de las cuales aproximadamente 78 millones son usuarios de sillas de ruedas de forma permanente (22 millones residen en Latinoamérica). En Argentina, se calcula que hay un usuario de silla de ruedas en 1 de cada 10 hogares. El objetivo de SIRUOM es brindar la libertad de movimiento a la mayor cantidad de usuarios posible.

Según Diego Prado, Director de Asuntos Corporativos de Toyota Argentina, «para a empresa este proyecto significa dar un paso más en su transformación hacia una compañía de movilidad, buscando soluciones para romper las barreras físicas que limitan el potencial humano y mejorar la calidad de vida de las personas. El desarrollo de SIRUOM (silla de ruedas omnidireccional) está completamente alineado con la nueva visión global de Toyota, que apunta a convertirse en una empresa que brinde soluciones de movilidad a la mayor cantidad de personas posible».

La visión global de la compañía apunta a enriquecer la calidad de vida de las personas, logrando una movilidad más inclusiva y proporcionándoles nuevas formas de moverse. «Toyota está comprometida a proporcionar soluciones de movilidad adaptadas a las necesidades de las personas, por eso desde hace varios años trabaja en múltiples dispositivos que permiten moverse de manera más segura y responsable», agrega el directivo.

Como parte de este camino, la compañía adoptó en 2017 el lema global Start Your Impossible, con el objetivo de destacar la misión de crear una sociedad sin barreras. Es así como, de la mano del programa interno de promoción de proyectos, decidió apoyar y financiar el proyecto de la silla de ruedas omnidireccional SIRUOM, ideada por la empresa Edites Solutions, una empresa de jóvenes profesionales comprometidos a contribuir con problemáticas sociales a través del uso de nuevas tecnologías. Desde sus inicios, se han abocado al desarrollo de soluciones para la discapacidad trabajando de manera conjunta con usuarios e instituciones especializadas.

En cuanto al aporte de la compañía, Prado detalla: «Toyota Argentina apoya a Edites Solutions no sólo en la parte financiera, sino que también puso a disposición todo su conocimiento de sistemas de producción (TPS) y un equipo de empleados voluntarios que brindan asesoramiento legal, comercial, de ingeniería, de diseño y de management de proyectos. La compañía le da un seguimiento constante y cercano al proyecto, para ayudar a los emprendedores a eficientizar su manera de trabajar y sus métodos de fabricación, siempre enfocados en la mejora continua».

Por último, el vocero comparte la visión de la empresa sobre el futuro de la movilidad. «El proceso de transformación de Toyota es el cambio más profundo y significativo que ha tenido la compañía en toda su historia. En ese contexto, desde 2004, Toyota Motor Corporation viene desarrollando robots de asistencia que apoyan tanto a las personas con discapacidades como a las de la tercera edad, y que están basados en el concepto de “convivencia con humanos para ayudarlos en su vida diaria”.

Este nuevo estadio de la compañía se aceleró a partir del año 2016 cuando Toyota anunció el inicio de su proceso de transición hacia una empresa de movilidad, y fue designado como socio de movilidad del ciclo Olímpico  2016-2024. Esta etapa marcó el inicio de la fase de desarrollo de diversos de dispositivos de movilidad (individuales y colectivos) pensados desde el concepto de “Mobility for all”. En 2018 Toyota dio otro gran paso en su transformación para convertirse en una compañía de movilidad al lanzar Toyota Mobility Services, que hoy toma el nombre de KINTO, y sus servicios de alquiler de vehículos se ofrecen bajo el nombre KINTO Share. Además, pronto se formalizará el negocio de soluciones de movilidad para empresas (alquiler y gestión de flotas), adoptando el nombre de KINTO One. En el corto plazo, también llegará KINTO Flex, un servicio que funcionará por suscripción.

En resumen, «el futuro de la movilidad para Toyota significa brindar las mejores soluciones posibles a las personas, tanto a través de vehículos compartidos, inteligentes, conectados y de bajo o nulo impacto ambiental, como a través de dispositivos de asistencia para brindar mejores posibilidades para todos», concluye Prado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here