Tiene 21 años, es 15 veces campeona mundial y les enseña karate a chicos con discapacidad.

“Aprendí que aunque tengamos nuestras limitaciones, con trabajo y esfuerzo todo se puede”, expresa Micaela Parreño.

0
1075

Sensibilidad, solidaridad, empatía. Madurez, ganas de involucrarse, marcar un camino, dar el ejemplo. Comprometerse. No mirar hacia otro lado. Estas son algunas de las palabras que definen a Micaela Parreño.

Micaela tiene 21años y a los tres arrancó a practicar karate. Su padre es su entrenador y su mamá su coach. Ganó su primer mundial en 2006 en Rumania y hoy en día ya es 15 veces campeona mundial. Sin embargo, más allá de su exitosísima carrera, siendo tan joven, desde hace unos años se dedica a brindar clases de ese deporte a chicos con diferentes discapacidades.

Todo surgió a raíz de que a su hermano, Massimo, que actualmente tiene siete años, le detectaron trastornos del espectro autista (TEA). “Estaba angustiada porque no sabía qué era y lo único que me preguntaba era por qué a él.

Tenía mucho miedo de que lo discriminaran y de que le hicieran bullying. Por eso, mi familia y yo nos encargamos de que aprendiera todo lo que pudiera y que tuviera una personalidad fuerte”, dice Micaela a Lado H.

¿Cómo surgió la idea de entrenar a chicos con alguna discapacidad?

Surgió por Massimo, yo no quería que él sufra la exclusión y por eso empecé a trabajar con chicos con diversas discapacidades para comenzar con la inclusión en mi deporte. Les doy clases a chicos con autismo y retraso madurativo. Las clases son normales, como trabajo desde la inclusión no hago diferencias. Hago que entrenen todos juntos.

¿Cómo te definirías como profesora?

No sabría cómo autodefinirme, pero la gente me dice que tengo una conexión con los chicos al instante de conocerlos, tengo cómo llegar a ellos.

¿Cómo es el vínculo con estos chicos/as?

El vínculo es muy fuerte, ya que tiene que haber confianza entre los alumnos y la profesora.

¿Qué cosas aprendes de ellos/as?

Aprendí que aunque tengamos nuestras limitaciones, con trabajo y esfuerzo todo se puede.

¿También le das clases a tu hermano?

Sí, me siento orgullosa. Me gusta verlo progresar y ver que él puede.

¿Qué mensaje le darías a la gente que, tal vez, tiene temor o ignorancia para acercarse a personas con discapacidad?

Les diría que todos somos iguales, algunos nos lleva más tiempo aprender y a otros menos, algunos somos más habilidosos y otros menos, algunos podemos tener menos limitaciones y otros más. Pero somos todos iguales y todos merecemos el mismo respeto y la misma oportunidad.

Instagram: micaparreno

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here