#Telodigobonito: versos y grafitis contra el racismo

Donde hubo burdas pintadas racistas llenas de odio, surgen poemas y murales artísticos. De eso se trata la campaña de la Cruz Roja Córdoba, España, para concienciar frente al racismo que persiste en la sociedad. Un video recoge la acción en la que el artista originario de Guinea Ecuatorial, Coché Tomé, reproduce pintadas xenófobas reales, recopiladas por ciudades españolas.

0

Frente a una realidad discriminatoria, que se agudiza en épocas de crisis como la que vivimos, la campaña #Telodigobonito de Cruz Roja Córdoba, se plantea contestar las pintadas de odio en su propio medio, sustituyendo hostilidad por grafitis bellos y frases que invitan a reflexionar. Un vídeo recoge la acción, ideada y realizada  por la agencia Maria Vinagre. Emotional Branding que busca la provocación y que logró desconcertar a los cordobeses.

En un día soleado, un imponente mural blanco en la popular Ribera cordobesa se tiñe de un mensaje racista, “Contra la invasión. Inmigrantes expulsión”. A plena luz del día, un joven encapuchado de origen africano, pinta con un spray negro la frase racista. Una cámara graba la escena y recoge las reacciones de quienes contemplan sorprendidos la escena. En otros puntos de la capital cordobesa –el muro de un instituto y en la facultad de Derecho de la Universidad de Córdoba– se reproducen otras pintadas racistas reales recogidas de paredes de ciudades españolas: “España para los españoles”; “Inmigrantes fuera. Inmigrante empleado, español parado”. 

Es el primer acto de #Telodigobonito, que en la segunda parte “borra” el racismo con poesía y preciosos grafitis, para evidenciar la belleza de mensajes solidarios frente a la crudeza de los racistas. La campaña, ejecutada por la agencia Maria Vinagre, con sedes en Madrid y Córdoba, logró lo que se proponía, la reacción de la gente. Se armó revuelo en las calles, redes sociales y medios y grupos espontáneos colaboraron para borrar las pintadas.

Las reacciones que muestra la grabación del experimento social van desde el estupor, a la indignación o la indiferencia. Hay quienes se escandalizan tanto que avisan a la Policía, pero también quien afirma sin problema que sí, “que claro, que España es para los Españoles”. El spot parte de la idea de que no nacemos racistas, el racismo se aprende, consciente o inconsciente, a través, entre otros estímulos negativos, de consignas pintarrajeadas.

Inspiración contra el odio

Después de decirlo de un millón de formas diferentes, #Telodigobonito opta por echarle sentimiento y arte para ello invita a participar a cuatro artistas: los poetas Antonio Agredano, Paloma Chen  y Alejandra Vanessa y el grafitero Coché Tomé (@cochetome en Instagram), encargado de reproducir las pintadas xenófobas y pintar las poesías junto a sus dibujos, con los que interpreta su propio grito antirracista.

El escritor, periodista y poeta Antonio Agredano (@antonio.agredano), director del festival de poesía cordobés Cosmopoética responde al lema xenófobo reproducido: “No hay mayor tesoro que un Nosotros, no hay mayor pobreza que un Ellos”. Al lado, un mural con una balsa y una mano que sale del agua.

La activista y columnista Paloma Chen (@chenpaloma) escribe desde su experiencia como hija de migrantes de origen chino: “La herida migratoria, como mi casa, permanece abierta”. Su frase puede leerse en el muro del un instituto al lado del grafiti de una alambrada con concertina, en la que se abre una puerta con un felpudo de bienvenida.

Por último, la poeta cordobesa Alejandra Vanessa (@alejandravanessa) firma los versos: “Ni tuya ni mía, la tierra estaba aquí antes”. Un mensaje que cuelga en el claustro de la facultad de Derecho de la Universidad de Córdoba junto flamencos, aves migratorias que traspasan fronteras vedadas a los humanos.  El vídeo cuenta con la música del polifacético Rushy Rush (@rushyrushbaby), que pone ritmos de rap y hip-hop a #Telodigobonito que busca llegar a los jóvenes especialmente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here