Nicole Becker: «Hay que romper con el ecologismo de cartón»

Para esta joven de apenas 18 años, la crisis climática y ecológica es un asunto de derechos humanos. Por eso, junto a otros pibes y pibas crearon Jóvenes por el Clima. Están convencidos de que no alcanza con un cambio de hábitos individuales, "el cambio que necesitamos es un cambio estructural, el cambio lo vamos a lograr entre todos", asevera Nicole.

0
1334

Nicole Becker es una joven que encabeza la lucha socio ambiental juvenil en Argentina. Tiene 18 años y es una activista por los derechos humanos donde quiere orientar su carrera de Derecho en la UBA. A principios de 2019 co-fundó junto a unos amigos el movimiento Jóvenes por el Clima Argentina quienes convocaron a tres marchas de más de 15.000 personas y lograron que se declare al país en Estado de Emergencia Climática y Ecológica, lo que hizo que fueran premiados por Amnistía Internacional como embajadores de conciencia.

¿Cuándo comenzó tu militancia para salvar el planeta?

Desde los 8 años yo voy a un movimiento juvenil judío de educación no formal auto gestionado por jóvenes con el que crecí llenándome de valores y construí mi perspectiva crítica. Creo que desde ahí surge mi militancia, aunque tal vez no sabía bien que lo estaba haciendo. Esto me llevó a meterme en el proyecto solidario de la secundaria a donde fui, Ort Yatay, que también fue una experiencia que me marcó mucho y que de hecho me llevó a conocer a las personas con las que después co-fundamos Jóvenes por el Clima.  Siempre tuve una inclinación por lo social, pero no por lo ambiental puntualmente. Hasta febrero de este año, que después de ver un video de millones de jóvenes movilizándose frente a la crisis climática, todo cambió. Me llamó mucho la atención que del otro lado del mundo haya tantas personas movilizándose por algo de lo que acá no se hablaba. Y decidí averiguar. Lo que leía me impactaba, y entendí que cuando hablábamos de crisis climática estábamos hablando de un asunto de derechos humanos. Era urgente hacer algo y crear una expresión local del movimiento que se estaba gestando a nivel internacional.

¿De qué se trata Jóvenes por el Clima?

Jóvenes por el Clima es un movimiento de pibes y pibas de 15 a 23 años que luchamos para que la crisis climática no se convierta en la mayor catástrofe de la historia de la humanidad. No somos a partidarios, pero sí sumamente políticos. Creemos que la juventud, al ser los que más afectados nos vamos a ver, tenemos y debemos que incidir en la toma de decisiones que van a afectar nuestro futuro. Nacemos como una expresión local del movimiento de estudiantes alrededor del mundo, pero con una perspectiva latinoamericana. Creemos que es hora de romper con el ecologismo de cartón basado en cambio de hábitos individuales, el cambio que necesitamos es un cambio estructural. Por eso presentamos una declaración de emergencia climática y ecológica que fue aprobada en julio siendo el cuarto país en el mundo en lograrlo. Y se vienen más acciones legislativas, pero mientras tanto, nos enfocamos en generar demanda en las calles para que los funcionarios públicos empiecen a tomar una postura clara sobre el tema.

¿Cómo nació? ¿Cuál es el objetivo?

Nació a fines de febrero de este año con el primer objetivo de convocar a la primera movilización internacional el 15 de marzo, e instalar el tema en la agenda pública, porque era un tema del que nadie hablaba. Después de meses de trabajo, de ya haber convocado a 3 movilizaciones e ir logrando atención mediática, juntarnos con diferentes funcionarios públicos,  nuestro principal objetivo es que se tomen las medidas necesarias para reducir los gases contaminantes, como así también alzar la voz de los actores políticos que más afectados se ven, pero que estuvieron relegados por mucho tiempo como los pueblos originarios. Pero, sobre todo, que el Estado garantice a aquellos sectores más vulnerables que no tienen los recursos para afrontar la crisis, herramientas para poder afrontarla manteniendo sus derechos básicos como el acceso al agua, a la salud, a la vivienda.

¿Qué es lo más dramático del cambio climático?

Lo más dramático es el poco tiempo que tenemos para hacer algo y que al parecer quienes más responsabilidad tengan de hacer algo no lo están haciendo. Hay una realidad y es que el 71% de las emisiones de gases de efecto invernadero son producidas por las mismas 100 empresas. Hay un grupo muy pequeño de gente que esté tomando decisiones para su beneficio que va a traer una deuda histórica hacia generaciones futuras y eso no se va a poder revertir.

¿Cómo vivís el hecho de que te comparen con Greta Thunberg? ¿Qué te transmite ella?

Yo soy Nicki y Greta es Greta. Me siento unida a ella porque ambas estamos liderando la lucha de la indiferencia del estado frente a la crisis climática, pero no dejamos de ser personas muy distintas y sobre todo con contextos muy distintos. Yo vivo en Latinoamérica y eso me obliga a tener una visión sobre el tema muy distinto. Somos un país donde es un privilegio poder comer saludable todos los días, tener donde vivir y tener acceso a la educación. En ese sentido, me preocupa que mientras más sectores vulnerables haya, más gente en riesgo de sufrir las consecuencias de la crisis climática hay. Greta es una inspiración y una muestra tanto ella como todos los jóvenes alrededor del mundo que estamos encabezando esta lucha, que los jóvenes somos el futuro, pero también el presente.

¿En qué se basó tu participación en VAMOSAZOOMAR, el ciclo de charlas impulsado por TECHO y Familia Bercomat?

Mi participación en VAMOSAZOOMAR se basó en dar una charla sobre como la crisis climática como un asunto de derechos humanos, retar un poco a las generaciones adultas e inspirar a los jóvenes a empezar a tomar acción. Fue un desafío y junto a un equipo que son lo más y se transformaron en mentores para mí. La charla tuvo una respuesta muy hermosa de gente abrazándome, agradeciéndome, llorando o pregúntame cómo involucrarse más. También tuvo una segunda repercusión cuando se difundió el video por YouTube o por IGTV en mi Instagram que logró que le llegue a las personas que no pudieron ir al evento, se difundió mucho y no paraban de llegarme mensajes muy lindos. Es muy fuerte saber que con palabras pudiste abrirle la cabeza y ser inspiración de tanta gente.

¿Confias en que las nuevas generaciones tomen las medidas necesarias para que la situación climática mejore?

Sí, definitivamente, porque la juventud entiende en carne propia y si bien no tuvimos mucha educación ambiental en la educación formal, sí crecimos con otra idea del ambientalismo. La crisis climática también nos plantea una batalla cultural en donde nos obliga a deconstruir un montón de ideas que teníamos muy naturalizadas sobre nuestra relación con la naturaleza, en donde pensamos que somos capaces de extraer de ella como si no tuviese fin. Tiene mucha relación con el movimiento de mujeres y la crítica hacia la opresión del cuerpo de la mujer. Son luchas que están muy relacionadas. Desde cuestiones ligadas a como recae en las mujeres determinadas tareas, como la recolección de agua o acciones relacionadas al cuidado que termina provocando que se vean más vulnerables a la crisis. De hecho, las mayoría de defensores ambientales son mujeres. Creo que ambas luchas son las banderas de la juventud del siglo XXI.

¿Qué es lo que cada uno, desde su lugar, puede hacer por el clima, por el planeta?

Puede cambiar ciertos hábitos de consumo que vengan acompañados de una crítica hacia el sistema en general, porque ese es el cambio real que necesitamos. Ya es tarde para quedarnos tranquilos con los cambios que podemos hacer desde nuestro lugar. Creo en la acción colectiva y en la demanda desde la calle hacia aquellas personas que realmente pueden mover la aguja.

¿Qué mensaje le darías a quienes aún no toman conciencia del peligro que corre el planeta si no lo cuidamos?

Que hoy en día, y en unos años, se va a intensificar que el derecho a un ambiente sano, al agua, a una vivienda y, sin ir más lejos, a la vida, va a transformarse en un privilegio para unos pocos si hoy no empezamos a tomar medidas concretas para enfrentar esta crisis.

Podés seguirla en @nickibecker y @jovenesporelclimarg

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here