Meta 2040: El plan de esta tecnológica para no emitir gases de efecto invernadero

Intel se ha puesto objetivos para reducir la huella de la cadena de valor y catalizar la acción de toda la industria para hacer frente al cambio climático.

0

Intel Corporation anunció sus planes para seguir reduciendo sus emisiones directas e indirectas de gases de efecto invernadero y desarrollar soluciones tecnológicas más sostenibles. La compañía se comprometió a alcanzar cero emisiones netas de gases de efecto invernadero en sus operaciones globales para 2040, aumentar la eficiencia energética y reducir la huella de carbono de los productos y plataformas de Intel a través de objetivos específicos, y colaborar con los clientes y socios de la industria para crear soluciones que reduzcan la huella de gases de efecto invernadero de todo el ecosistema tecnológico.

“El impacto del cambio climático es una amenaza global urgente. Para proteger nuestro planeta hay que actuar de inmediato y reflexionar de nuevo sobre cómo funciona el mundo. Como una de las principales compañías de diseño y manufactura de semiconductores del mundo, Intel está en una posición única para marcar la diferencia no solo en nuestras propias operaciones, sino también para ayudar a los clientes, a los socios y a toda nuestra cadena de valor a tomar medidas efectivas”, expresa Pat Gelsinger, CEO de Intel

Qué significa esto para las operaciones globales

Intel se compromete a alcanzar cero emisiones netas de gases de efecto invernadero en todas sus operaciones, también conocidas como emisiones de alcance 1 y 2, para 2040. La prioridad de Intel es reducir considerablemente sus emisiones, de acuerdo con las normas internacionales y la ciencia del clima. Únicamente utilizará compensaciones de carbono acreditables para cumplir su objetivo si se agotan otras opciones.

Para lograr este ambicioso objetivo, Intel ha establecido los siguientes indicadores provisionales para 2030:

  • Utilizar un 100% de electricidad renovable en todas las operaciones mundiales.
  • Invertir aproximadamente USD $300 millones en la conservación de la energía en las instalaciones para lograr un ahorro acumulado de 4,000 millones de kilovatios hora.
  • Construir nuevas fábricas e instalaciones que cumplan las normas del programa LEED® del Consejo de la Construcción Ecológica (Green Building Council®) de los Estados Unidos, incluyendo las inversiones anunciadas recientemente en los EE.UU., Europa y Asia.
  • Poner en marcha una iniciativa de I+D intersectorial para identificar productos químicos más ecológicos con menor potencial de calentamiento global y desarrollar nuevos equipos de mitigación.

Estos objetivos reafirman el compromiso de Intel con las prácticas empresariales sostenibles, como su estrategia RISE. Las emisiones de gases de efecto invernadero acumuladas por Intel en la última década son casi un 75% menores de lo que habrían sido si no hubiera realizado inversiones y tomado medidas al respecto.

“Intel ha sido líder en resultados de sostenibilidad durante décadas. El liderazgo conlleva responsabilidad. Ahora estamos elevando los estándares y entrando en una era emocionante para lograr cero emisiones netas de gases de efecto invernadero en todas nuestras operaciones para 2040”, explicó Keyvan Esfarjani, vicepresidente ejecutivo y director de operaciones globales de Intel. “Esto requerirá una considerable innovación e inversión, pero estamos comprometidos a hacer lo que sea necesario y trabajaremos con la industria para lograr esta misión de vital importancia”.

Qué significa esto para las emisiones de alcance 3

Intel también se ha comprometido a abordar los impactos climáticos en toda su cadena de valor ascendente y descendente, también conocida como emisiones de alcance 3. La estrategia de Intel para el alcance 3 se centra en la colaboración con sus proveedores y clientes para adoptar medidas drásticas que reduzcan las emisiones en general.

Qué significa esto para la cadena de suministro

Intel colabora activamente con sus proveedores para identificar áreas de mejora, incluyendo el aumento del enfoque de los proveedores en la conservación de la energía y el abastecimiento de energía renovable, el aumento de la eficiencia de los productos químicos y los recursos, y el liderazgo de los consorcios de la industria para apoyar la transición a una cadena de valor de fabricación de semiconductores con cero emisiones netas de gases de efecto invernadero. Para acelerar el proceso, Intel se ha comprometido a colaborar con los proveedores para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero de la cadena de suministro al menos en un 30% para el año 2030.

Qué significa esto para los productos

Para apoyar los objetivos de sostenibilidad de los clientes y reducir las emisiones de gases de efecto invernadero de alcance 3 por el uso de productos, Intel aumentará la eficiencia energética de sus productos y seguirá impulsando las mejoras de rendimiento que exige el mercado. Intel se ha fijado el objetivo de quintuplicar el rendimiento por vatio en su próxima generación de CPU-GPU, Falcon Shores. La compañía mantiene su compromiso con su objetivo para 2030 de aumentar 10 veces la eficiencia energética de sus productos en los microprocesadores para clientes y servidores.

Con el fin de ayudar a los clientes a reducir las emisiones de carbono de las plataformas, Intel está intensificando la innovación en:

  • La presentación, la selección y modularidad de todos los componentes internos para reducir el tamaño de las placas base.
  • El aumento continuo de la eficiencia energética del sistema y la eficiencia de la pantalla para reducir significativamente el consumo general de energía.
  • El uso de placas de circuito impreso de base biológica para ayudar a la separación de materiales y componentes al reciclar, y para reducir los residuos electrónicos en general.

Intel también ha establecido un nuevo objetivo para reducir las emisiones relacionadas con los diseños de plataformas de referencia para factores de forma del cliente en un 30% o más para 2030. Estos esfuerzos están tomando forma con el prototipo del dispositivo Concept Luna de Dell, desarrollado en colaboración con Intel para mostrar las posibilidades futuras del diseño de PC sostenibles.

“La colaboración es fundamental si queremos encontrar soluciones para los retos medioambientales más importantes a los que se enfrenta el mundo. Intel ha sido un socio importante en este sentido, ayudándonos a impulsar la innovación conjunta apoyando la optimización de la placa base, el desarrollo de la placa de circuito impreso de base biológica y el aumento de la eficiencia energética del sistema en nuestro dispositivo Concept Luna”, afirmó Glen Robson, director general de tecnología del grupo de soluciones para clientes de Dell Technologies. “La intención detrás de este trabajo continuo es probar, demostrar y evaluar las posibilidades para desplegar ideas de diseño innovadoras y sostenibles a escala en toda nuestra cartera; es la única manera de acelerar suficientemente la economía circular y proteger nuestro planeta para las futuras generaciones”.

Acerca de la creación de soluciones más sostenibles

Intel está colaborando con cientos de clientes y socios de la industria para crear soluciones que satisfagan la necesidad de una potencia de procesamiento informático exponencialmente mayor, a la vez que funcione con más eficiencia y utilice menos energía. Por ejemplo, Intel se está asociando con empresas como Submer para implementar proyectos piloto de refrigeración por inmersión líquida en centros de datos de proveedores de servicios de comunicación y en la nube. Esto incluye la adopción de nuevos principios, como la recuperación y reutilización del calor mediante la refrigeración por inmersión.

“El 99% del calor generado por los equipos de TI puede capturarse en forma de agua caliente, prácticamente sin pérdidas y a temperaturas mucho más altas. A través de la colaboración con Intel, Submer es capaz de escalar una solución de refrigeración inmersiva validada que ahorra energía y, al mismo tiempo, proporciona la capacidad de captar y reutilizar el calor térmico posterior”, comentó Daniel Pope, cofundador y CEO de Submer. “Esto cambiará fundamentalmente la forma en que se construyen y operan los centros de datos”.

Incrementar el acceso a la energía renovable es un paso fundamental para reducir las emisiones globales de gases de efecto invernadero. Intel ha desarrollado una solución que puede integrarse en la infraestructura de la red energética existente para crear una red más inteligente que pueda adaptarse a las cambiantes necesidades y fuentes de consumo de energía. Intel y algunos de los mayores operadores de servicios públicos del mundo han formado la Alianza Edge para Subestaciones Secundarias Inteligentes (Edge for Smart Secondary Substations Alliance) con el fin de modernizar las subestaciones de la red de energía y apoyar mejor las fuentes de energía renovable. El mayor operador de red de Francia, Enedis, se unió recientemente para actualizar sus más de 800,000 subestaciones secundarias con soluciones que proporcionan control en tiempo real en toda la red.

El hardware programable y el software abierto de Intel también ofrecen capacidades que permiten soluciones más ecológicas para los clientes. Por ejemplo, dentro de su centro de datos que alberga instalaciones de comunicación 5G, el operador de telecomunicaciones japonés KDDI redujo el consumo general de energía en un 20% en una prueba utilizando procesadores Intel® Xeon® Scalable y las capacidades integrales de gestión de energía e IA de Intel, lo que le permite escalar el consumo de energía según la demanda.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here