Locro solidario para comunidades vulnerables

Simpleat impulsa una gran movida solidaria para este 9 de julio: desde esta semana, por cada locro vendido, donará dos platos a la red de comedores de Nilus.

0

Simpleat presenta su mayor apuesta social: desde esta semana y hasta el 9 de julio inclusive, por cada plato de locro vendido, la empresa donará dos platos a comedores de la red de Nilus. El objetivo por alcanzar: colaborar con 10.000 platos destinados a comunidades vulnerables.

A la par de su crecimiento, Simpleat desarrolló acciones para colaborar con diferentes proyectos sociales. En esta oportunidad, duplicará en donaciones la cantidad de locros que venda. Para esta iniciativa, Simpleat se une a Nilus, una empresa que desarrolla tecnología para facilitar la distribución de alimentos sanos en comunidades de bajos ingresos. Conecta de manera directa a productores de alimentos con comedores sociales y redes de venta comunitaria, evitando el desperdicio de alimentos y promoviendo la alimentación saludable.

El locro solidario, que estará por tiempo limitado, tiene un precio de $520, y se puede comprar en la tienda online (www.simpleat.com.ar/locro), con entrega a domicilio o retiro en los puntos de distribución de Simpleat en la ciudad de Buenos Aires y el Gran Buenos Aires en menos de 24 horas. Al igual que los otros platos disponibles en la plataforma, el locro se puede regenerar de forma simple y rápida en la cocina hogareña: la comida está lista para comer después de colocarla en una olla con agua hirviendo durante tan sólo 15 minutos.

“A nuestra misión de comer rico y saludable, sumamos la de ayudar: desde que nació Simpleat buscamos la manera de generar un impacto positivo en la sociedad. Tanto en 2019 como en 2020 realizamos campañas para colaborar con comunidades vulnerables a través de la capacitación, el apoyo logístico y la alianza con referentes de la gastronomía. En la misma línea, ahora decidimos volver a lanzar nuestro locro solidario, esta vez trabajando junto a la red de comedores de Nilus”, cuenta Tomás Iakub, co-fundador & CEO de Simpleat, quien fue reconocido como uno de los diez jóvenes sobresalientes de Argentina TOP 10 Young Persons en 2019.

“Estamos muy orgullosos de trabajar con Simpleat. Nos encanta su compromiso social, y esperamos que sea la primera de muchas oportunidades para trabajar juntos en temas de alto impacto socioambiental”, dice Ady Beitler, cofundador y CEO de Nilus.

El locro, que está disponible por tiempo limitado, es rico en fibras y en proteínas, brindando una saciedad completa. Se elabora sin conservantes ni aditivos, y entre sus ingredientes cuenta con falda, chorizo colorado, roastbeef, bondiola, zapallo anco cabutia, morrón rojo, porotos pallares, patitas de cerdo, cebolla, apio, maíz blanco, panceta ahumada, rabo, pimentón, ají molido, comino molido.

Una solución saludable para la alimentación diaria actual: con ese objetivo innovador nació en 2018 Simpleat, que revolucionó la propuesta de comida congelada al hacerla práctica, casera y de calidad, con una compra fácil y a domicilio sin intermediarios. Hoy, Simpleat ofrece más de 40 recetas de diferentes líneas diseñadas por nutricionistas y chefs (fitness y saludables byMegatlon, opciones gourmet y vegetarianas, y próximamente un desarrollo propio plant-based). La comida está lista para comer después de colocarla en una olla con agua hirviendo durante tan sólo 15 minutos, manteniendo su sabor y los nutrientes de los alimentos sin utilizar aditivos ni conservantes.

La compañía ofrece una experiencia de compra online simple y rápida, que implica el conocimiento del mercado y el cambio del consumo de los clientes, teniendo en cuenta sus preferencias, hábitos y objetivos nutricionales. A través de su tienda online, www.simpleat.com.ar , el consumidor puede realizar su pedido y recibirlo a domicilio en la Ciudad de Buenos Aires y el Gran Buenos Aires, una sede física en el Mercado de Belgrano y 11 puntos de retiro ubicados estratégicamente en las zonas de mayor densidad.

Simpleat es una empresa creada por dos jóvenes emprendedores: Tomás Iakub (27), licenciado en Economía Empresarial por la Universidad Torcuato Di Tella, quien trabajó en un área disruptiva en AB InBev y tuvo su primera empresa a los 19 años; y Kenneth Sly (29), licenciado en Administración de Empresas por la Universidad de San Andrés, quien se desarrolló en Deloitte y tuvo su primer emprendimiento de comidas a los 23 años.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here