Lo operaron 30 veces y le amputaron un pié, pero logró cumplir varios sueños gracias al deporte.

“Mis viejos me trataron igual que a mis hermanos. No porque yo tenía una discapacidad hacían una diferencia”, dice Alejandro Maldonado.

0
814

Alejandro Maldonado (42) nació con artogrifosis, un problema de articulación de cadera para abajo, tiene 30 operaciones y sufrió la amputación (voluntaria) de su pie izquierdo. Sin embargo, gracias al deporte pudo salir adelante y conquistó metas que lo llenan de orgullo y de emoción.  Su historia demuestra que a pesar de las distintas dificultades que nos puede tocar afrontar en la vida, es fundamental no bajar los brazos, contar con un entorno que nos transmita seguridad y fortaleza y tener perseverancia, constancia y persistencia para ir en busca de nuestros sueños. 

Alejandro concurrió al Instituto Nacional de Rehabilitación para Niños y Lisiados en Mar del Plata (actualmente se denomina Instituto Nacional de Rehabilitación Psicofísica del Sur), mismo lugar en el que cursó sus estudios.

Pasión por el deporte

“Mi niñez fue muy linda, la disfruté mucho, a los 10 años ya andaba como loco en la silla de ruedas. Disfruté estar con mis hermanos y con mis amigos en el barrio. Los recuerdos me ponen muy feliz por las alegrías que tuve”, dice Alejandro, en diálogo con Lado H.

A los 12 años una persona que trabajaba en recreación y deporte le vio condiciones en el deporte y se fue dando cuenta que Alejandro podía desempeñarse en diversas disciplinas de atletismo en silla de ruedas. “Mi vieja me llevaba en upa hasta la parada del colectivo, son cosas que no me las voy a olvidar nunca en mi vida. Lo que siempre digo de mis viejos es que a mis hermanos y a mí siempre nos trataron de igual a igual. No porque yo tenía una discapacidad hacían una diferencia. Entonces, eso lo valoro mucho. Me venían a ver competir, pero también íbamos a ver a mis hermanos cuando jugaban al fútbol. Para mí, eso tiene un valor agregado”, afirma. Y agrega: “El deporte es parte de mi rehabilitación, sino hubiese sido por el deporte no sé lo que hubiera sido de mi vida, lo hago desde muy chico y para mí es algo natural”.

Competir en forma profesional

En el año 1994 Alejandro tuvo la posibilidad de competir en el Mundial de Atletismo en Silla de Ruedas en Alemania (participó en las competencias de 100 y 400 metros) en lo que fue su primera experiencia a nivel internacional. “Me sentí muy bien, pero para mí era todo muy nuevo, me encontré con un nivel altísimo y a medida que fue pasando el tiempo me fui interiorizando más sobre las competencias, fui aprendiendo de los entrenadores”.

En el año 2003 conoció a “Beto” Rodríguez, reconocidísimo maratonista en silla de ruedas que compitió durante 25 años y que actualmente preside el Comité Paralímpíco, quien lo convocó para integrar la Selección Nacional.

“Sentí una felicidad enorme”

Ese mismo año arrancó la preparación física con “Beto” con el objetivo de participar en los Juegos Paralímpicos de Atenas 2004, torneo en el que llegó hasta las Semifinales de los 400 metros. Nada mal para ser su primer Juego Paralímpico. A partir de ese momento fue creciendo poco a poco para llegar en mejores condiciones a Beijing 2008. Previo a ese desafío, participó del Panamericano de Río de Janeiro en 2007 donde obtuvo la medalla de plata en los 800 metros, la medalla de bronce en los 1500 metros y otra de bronce en los 5000 metros. “Entré a Beijing con la marca número 40, era el último de todos y logré el cuarto lugar que para mí era algo impensado e impresionante, sentí una felicidad enorme”, se emociona.  

«Start Your Impossible»

En el año 2017 Toyota lanzó la campaña «Start Your Impossible» para celebrar el patrocinio global por ocho años con el movimiento olímpico y paralímpico. Es una iniciativa corporativa que se desarrolló con el objetivo destacar la misión global de Toyota de crear una sociedad sin barreras, donde se refuerza los valores de humildad, superación de desafíos y de nunca darse por vencido. Y Alejandro Maldonado es uno de los atletas elegidos.

“Los atletas paralímpicos, con sus historias de vida, nos muestran que ellos hicieron realidad sus sueños sin limitarse, sin creer que no podrían, sintiéndose fuertes. Ellos son los mejores transmisores de nuestro lema porque empezaron con sus ´imposibles´ y los hicieron realidad. Alejandro es una fuente de inspiración tanto para nosotros como para cualquier otra persona que lo conozca. Tiene una energía arrolladora, mucha tenacidad y una mente muy enfocada en sus objetivos. Se destaca por eso y por no haberse atado a una condición para no cumplir con sus sueños. Junto a él logramos que el mensaje de perseguir los imposibles se expanda y le llegue a la mayor cantidad de personas”, dice a Lado H Diego Prado, Director de Asuntos Corporativos de Toyota Argentina.

Siempre se vuelve al primer amor

Por motivos laborales, Alejandro estuvo alejado durante varios años de las competencias. Sin embargo, se preparó con todo para los Juegos Parapanamericanos de Lima 2019 donde pudo lograr la medalla de oro en los 5000 metros, la medalla de plata en los 1500 y medallas de bronce en los 800 y 400 metros.

“La verdad que lo vivo feliz de la vida porque volví el año pasado y me encuentro con todas estas cosas, pero a la vez estoy muy tranquilo porque sé que logrando esa confianza se pueden obtener muchas más cosas. Trato de no volverme loco, por lo general siempre fui una persona de calmar las expectativas, de tener un perfil muy tranquilo, pero con ganas de dar todo lo mejor, me encanta correr, me gusta estar entre los mejores”, afirma Alejandro, que sueña con estar en Tokio 2020 lo que seguramente será su despedida del deporte a nivel profesional.

Una vez que se despida de las pistas, Alejandro se imagina acompañando a la nueva generación de deportistas, como una especie de ayudante técnico para poder transmitir su experiencia a los más jóvenes.

¿Qué mensaje les darías a las personas que se encuentran atravesando alguna adversidad en su vida? “Tengo una frase personal: ´para mí la vida tiene tres días. Ya pasaron dos, no hay que perder el tiempo´. Creo que hay que animarse e intentar hacer lo que uno tiene ganas en cualquier disciplina, no hay que pensar ni especular tanto”.

Para conocer más sobre la vida de Alejandro Maldonado:

Facebook: Alejandro Maldonado

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here