Fundación Oficios cumple 15 años capacitando y creando oportunidades

Fundada en 2006 por iniciativa de un grupo de empleados de la desarrolladora EIDICO -con el fin concreto de garantizar la inclusión social y laboral de las comunidades cercanas a los proyectos de la empresa-, actualmente la Fundación lleva dictados más de 400 cursos que derivaron en 7000 alumnos egresados, validados por el Ministerio de Educación y con una tasa de egreso promedio del 76%.

0

La Fundación Oficios, cuyo objetivo es promover la inserción socio laboral de los sectores de la comunidad de menores recursos, a través de proyectos educativos y formativos, celebra sus 15 años capacitando y creando oportunidades.

Los cursos que se dictan son variados: instalación o reparación de equipos de climatización; instalación de sistemas eléctricos de energía renovable, carpintería, instalaciones sanitarias domiciliarias, auxiliar de salón, cajero/a comercial, confección, moldería, entre otros.

Si bien la sede principal está ubicada en Benavidez, Provincia de Buenos Aires, Oficios fue creciendo año a año y hoy cuenta con subsedes en Rincón de Milberg, Derqui, Penal de San Martín, Villa 31 y Rojas desde donde desarrolla proyectos en diferentes sectores del territorio argentino.

¿Cómo nació Oficios?

Antes de empezar con el proyecto, los fundadores de la Fundación recorrieron las calles de Tigre, Provincia de Buenos Aires, y, de esta forma, identificaron que el problema trascendía lo estrictamente laboral, e incluía una deficiente formación básica en cuestiones de habilidad social. El primer enfoque entonces pasó a estar en la instancia social, y el segundo en lo laboral.

“La gente que no pasa por la escuela o algún lugar de socialización y aprendizaje, de la misma índole, no adquiere las habilidades sociales que te permiten manejarte en un trabajo, en una entrevista, en un ámbito donde juegan reglas sociales estructuradas. Dicho déficit te impide el ingreso o desarrollo en un espacio laboral”, describe Sergio Moreno, Director Ejecutivo de Fundación Oficios.

Esto también abre la puerta a entender una realidad social actual: insertarse en el mundo del trabajo no significa sí o sí hacerlo en relación de dependencia. La Fundación busca construir la autonomía de sus alumnos dándoles una mirada crítica que les permita elegir entre trabajar de manera independiente o en relación de dependencia. No solamente enseñar a coser o hacer carpintería, sino a vivir mejor ejerciéndolo.

La articulación con el sector privado ha sido una fuerte dinámica para la institución, trabajando con cursos específicos que ofrecen una posibilidad de desarrollo de la responsabilidad social corporativa. Pero también, se trabaja con una mirada hacia oficios que permitan tener una salida de manera independiente.

“Hoy nuestro propósito es, a través de la Fundación, fomentar la cultura del trabajo y despertar el interés por aprender un oficio que transforme y que le dé a quien lo toma una herramienta para mejorar su día a día”, destacó Patricio Lanusse, Socio Fundador de EIDICO y uno de los fundadores de Oficios.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here