Cuarentena y discapacidad: Cómo transitarla con los más chicos

0
176

*Por Daniela Briñon, creadora de Zona de Sentidos

Las pandemias no avisan y un día nos dicen que tenemos que vivir aislados. Y no hay reglas de como hacerlo bien, sobre todo cuando los apoyos que tenemos a diario no están para ayudarnos: maestros, enfermeras, terapeutas, instituciones.

Se duplican y hasta triplican las tareas en casa, desde el trabajo virtual, hasta la tarea que envían los colegios, la limpieza, las comidas, el baño, jugar y, en mi caso, ejercicios motores, bipedestador y comunicarnos a través del TOBII. Para padres y madres el cansancio es mayor.

Por eso, te propongo que no te estreses, que no esperes comportamientos normales como si nada estuviera ocurriendo. No es momento de ponerse exigente con los chicos y su tiempo de uso de las pantallas, con la limpieza de la casa, con el estudio y la productividad diaria. Es momento de dejar pasar pequeñeces, donde todos hacemos lo mejor que podemos para sobrellevar estos días y sostener aquellas tareas que son necesarias para mantener la salud física y mental.

Teniendo en cuenta esto último, se nos ocurrió compartir con ustedes algunos tips para llevar mejor estos días:

– organización en la casa: es importante mantener un cronograma de actividades según la necesidad de cada familia, con apoyos visuales o agenda escrita. Usar un apoyo visual con rutinas establecidas para las 2 semanas de cuarentena, con horarios y rutinas que incluyan las comidas, tiempo de deberes, de ejercicio, de pantalla y de tener una charla con algún familiar remotamente. Podes bajar de http://www.arasaac.org modelos de cronogramas y hasta gráficos para explicar lo que sucede.

– reforzar la rutina del lavado de manos jugando a ver quién hace más espuma con el jabón para impulsar el hábito.

– intentar encontrar calma: está bien si nos sentimos abrumados después de estar todo el día tratando de entretener y atender las necesidades de los chicos adentro de casa, a veces tomarnos un minuto sentarse y respirar profundo un par de veces puede hacer que las horas siguientes las enfrentemos con mejor humor. Date un pequeño espacio para vos.

– uso de la tecnología: encontramos algunas apps donde además de divertirse los chicos aprenden. «José aprende» es una aplicación de cuentos interactivos con pictogramas. que podés descargarte y es súper piola. «Puzzingo Rompecabezas» también puede resultar muy divertida. Y son GRATIS

– actividades tranquilas para compartir: cocinar, jugar con disfraces, armar collares con fideos, dibujar, pintar, crear pulpos con rollos de papel higiénico y sorbetes, jugar con globos, hacer masa casera con harina.

– ¡A moverse!: en muchos casos los chicos necesitan gastar energía moviéndose. El espacio a veces es reducido y hay que inventar actividades para que la energía se renueve. Bailar, la batalla del movimiento, el juego de las estatuas, armar un circuito seguro con almohadones para buscar algo en una punta y trasladar hasta la otra. Si la movilidad es reducida, busca un espacio para trabajar la elongación y movilizar las articulaciones.

Ante la suspensión de las terapias, acordate de pedirle al equipo terapéutico de tu hijo/a pautas o recomendaciones para la casa de manera de mantener la mejoría y los trabajos en las diferentes áreas.

*Daniela Briñon es Licenciada en Comunicación Social creadora de Zona de Sentidos: una comunidad de experiencias compartidas para padres con niños con discapacidad y una tienda online de juguetes, ayudas técnicas y equipamiento especialmente pensados para ellos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here