Amistad con impacto: conocé la iniciativa que invierte en proyectos de microemprendedores y cooperativas

0

La iniciativa Amistad con Impacto nació con el objetivo de reversionar un ritual de celebración interna de Naranja X, para sumar y generar una experiencia de impacto financiero en la comunidad: la empresa le dio el monto equivalente a un regalo corporativo a cada colaborador y colaboradora, para que lo invirtieran en un proyecto de la plataforma colectiva de Sumatoria. Con ese dinero, se impulsaron proyectos de microemprendedores, cooperativas y grupos asociativos de distintos puntos del país. El plus: unos meses después, el dinero volverá a cada colaborador para que decida qué hacer con él; si reinvertirlo o quedárselo.

Para llevar adelante esta acción la compañía reorientó el presupuesto de $4.5 millones destinado tradicionalmente a la celebración del Día de la Amistad.

Cerca de 1.800 colaboradores, es decir, el 60% de todo el equipo, concretaron la inversión y lograron apoyar a 98 proyectos en total. Radicados en Tucumán, Santiago del Estero y Provincia de Buenos Aires, todos los proyectos son llevados adelante por personas que no cuentan con acceso al crédito formal y que llegaron a Sumatoria a través de siete Instituciones de Microfinanzas (IMF) -organizaciones como Mujeres 2000 o Apona- que acompañan a microemprendedores y cooperativas a gestionar el dinero de la mejor manera, para poder hacer crecer sus proyectos y devolverlo unos meses después.

“Este rito cultural no solo nos reunió para celebrar la amistad y la colaboración desde un nuevo punto de vista, sino que nos permitió profundizar alrededor del propósito que nos une como empresa: que más personas puedan acceder a servicios financieros y que cuenten con mejores herramientas para gestionar su dinero”, expresó Romina Ruffino, Gerenta de Cultura y Comunicaciones de Naranja X.

Algunos de los emprendimientos en los que se invirtió son: el de Marta, que necesitaba $62.000 para comprar una máquina industrial de bordados para su negocio de buzos de egresados. También en el de Gabriel, que requería $80.000 para impulsar su proyecto de apicultura orgánica en Santiago del Estero y en el de María, con $32.000 para terminar su cocina.

Por su parte, Matías Kelly, fundador de Sumatoria y emprendedor social, afirmó que “el dinero bien gestionado tiene el poder de cambiar el mundo. A través de Amistad con Impacto, junto a todo el equipo de Naranja X, resaltamos el valor de la fraternidad, a través de inversiones que hoy están apoyando los objetivos y los sueños de cientos de familias. Lo interesante, la empresa pone el dinero de la inversión inicial, pero cuando ese dinero vuelve, es de cada colaborador/a”.

De los $4.5 millones disponibles para la acción, $1.8 millones que correspondían a 1.200 colaboradores que no llegaron a activar su inversión se destinaron a potenciar la plataforma de Sumatoria, para escalar su impacto en términos de proyectos, Instituciones aliadas de Microfinanzas, divulgación sobre inclusión financiera y desarrollo tecnológico.

Desde Naranja X, la iniciativa fue impulsada por el equipo de Cultura y Celebraciones, junto al equipo de Innovación Social, quienes vieron en este nuevo contexto y con la evolución de la marca la posibilidad de reversionar un ritual para que pudiera impactar en la vida de cientos de familias, con el fin de hacer crecer sus proyectos y descubrir distintas maneras para transformar desde las finanzas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here