#8M: mujeres activistas locales que inspiran con su lucha

0
195

Jennifer Parker:
Tiene 23 años, es afroargentina y activista feminista. Desde que era chica sufrió el racismo en primera persona y hoy habla abiertamente sobre ser una mujer negra en Argentina, un país que, no se reconoce como racista, pero militantes como Jennifer y otras personas afroargentinas y afrodescendientes aseguran que las burlas, el bullying y la violencia, son moneda corriente. Milita en contra de la  opresión y la fetichización de las personas negras, afrodescendiente y racializadas. Desde sus redes explica como palabras o expresiones que usamos a diario como ‘trabajo en negro’, ‘negrear’, ‘denigrar’, es racismo y qué significa el término «apropiación cultural».

    

 

Valeria Licciardi:

Valeria es activista travesti trans, actriz y bailarina. Dentro de su militancia, pelea por la ley de cupo trans para que se aplique a nivel nacional y lanzó una iniciativa en Instagram para que sus compañerxs trans y travestis consigan trabajo.

«Cuando una persona busca trabajo siendo trans se siente discriminada, engañada. En los avisos clasificados aún se puede ver la mención de “Buena Presencia”. ¿A qué llamamos buena presencia? ¿En qué cambiaría que en la caja, recepción o lugar de atención al cliente haya una persona travesti trans?. En general la sociedad nos busca solo para el sexo. Nosotras desde este espacio les venimos a decir que también podemos hacer otras cosas. Hay mucha personas con ganas de trabajar lo que necesitan es una oportunidad», aseguró Valeria en una entrevista con Chiche Gelblung en 2019.

Según la Primera Encuesta sobre Población Trans en el año 2012 realizada por el INADI y el INDEC, el promedio de vida de las personas trans es de entre 35 y 41 años. «La mayoría de las personas entrevistadas nos dicen que se prostituyen porque no tienen trabajo. La discriminación te mata», explicó.

Además tiene un emprendimiento llamado NANA, una bombacha especial para cuerpos de mujeres travestis trans pero que no distingue género, así que todas las personas pueden usarla.

https://www.instagram.com/p/B2EsAppg736/

Maca Sánchez:
Macarena es estudiante de Trabajo Social, milita en organizaciones feministas y futbolista profesional. Juega en la Primera División Femenina del club San Lorenzo de Almagro. Es la primera futbolista en firmar un contrato profesional en el país y la principal impulsora del reclamo por la profesionalización del fútbol femenino.
Recientemente fue designada en diciembre de 2019 para dirigir el Instituto Nacional de la Juventud.
“Estoy muy emocionada y siento mucho compromiso y gratitud al asumir esta enorme responsabilidad para construir un país más justo, igualitario y diverso. Vamos a poner a la juventud de pie”, dijo apenas asumió su cargo.

 
https://www.instagram.com/p/B7cN63pHi-c/?utm_source=ig_web_copy_link


Brenda Mato:
Tiene 30 años, es modelo plus size y una de las activistas más reconocidas del país. Sus primeros pasos en el activismo fueron a favor de la sanción y la implementación de Ley de Talles. El activismo gordo es un movimiento que reivindica los cuerpos grandes y busca terminar con la gordofobia, el rechazo sistemático que sufren las personas gordas, percibidas por parte de la sociedad como cuerpos fuera de los patrones estéticos socialmente aceptados de lo que se estipula «bello» o «deseable». Brenda también es militante del movimiento “body positive” -que busca la aceptación positiva de todos los cuerpos, tal como son.

 
https://www.instagram.com/p/BvQAOMBg8Hv/?utm_source=ig_web_copy_link

Connie Isla:

Connie es cantautora, actriz y activista vegana. Tiene 25 años y es una de las mujeres más seguidas en Instagram. Sólo trabaja con empresas que estén comprometidas con la sustentabilidad y el cuidado del medio ambiente. Fue elegida Joven Destacada por Presidencia de la Nación una de las 15 personas más influyentes del mundo por Fox Entertainment. Está a punto de lanzar su primer libro, que aborda temas como concientización animal y ambiental. Además de militar el veganismo, a través de la ONG Health Save Argentina, cocina y distribuye viandas veganas a gente que vive en la calle. Además se involucra en actividades contra el maltrato animal como vigilias en mataderos y tiene VROTE, su propia marca de ropa vegana «VROTE es un proyecto que nació de la necesidad de combinar el concepto de “slow fashion”, apuntando a una moda artesanal, ética y en lo posible sustentable, con una filosofía vegana, es decir libre de crueldad y explotación animal», explica.

 
https://www.instagram.com/p/B51FoOUhGsY/?utm_source=ig_web_copy_link

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here