7 Abril: Día Internacional de la Salud

En 1948, la Primera Asamblea Mundial de la Salud propuso que se Estableciera un «Día Mundial de la Salud» para conmemorar la fundación de la Organización Mundial de la Salud. En este marco, la Fundación El Arte de Vivir propone una serie de actividades.

0
86

En 36 años de servicio, en los que la fundación El Arte de Vivir llegó a más de 155 países, el 2020 se presentó como un año único con nuevos desafíos y proyectos en medio de una pandemia.

Con 12 programas de servicios especialmente desarrollados para dar asistencia, contención y brindar herramientas a todos los sectores en un año tan complejo, desde la fundación se redoblaron los esfuerzos. Y con el espíritu social que acompaña cada acción desde su nacimiento, este 2021 se presenta con una agenda igual o aún más activa.

Con el fin de estar cerca de los profesionales de la salud, el año pasado se llevó adelante el Taller Aliviarte: más de 8000 médicos y enfermeros recibieron un kit de emergencia online y de cortesía con meditaciones, yoga y relajación.

Además, 4.650 profesionales tomaron el curso de respiración Happiness Program sin costo y se dictaron 25 talleres de alivio del estrés a 1.776 personas. Este taller seguirá activo este año y de cara al Día Mundial de la Salud la invitación está hecha: se brindarán tres cursos para profesionales de la salud los días 12, 19 y 26 de abril (todos a las 20 horas) y a su vez, serán abiertos al público y totalmente de cortesía.

Bajo el lema Ayudemos desde casa, se entregaron 2.600 bolsones de alimentos nutritivos, equivalentes a 68.000 platos de comida a 1277 familias en 32 barrios populares de la Provincia de Buenos Aires.

Además, a través del programa Las Manos que ayudan se le brindó -y se le brinda- asistencia a personas en situación en calle: este año la fundación lleva entregados 900 platos de comida y seguirá asistiendo con alimentos a comedores y hogares de ancianos. A su vez, a esos sectores y a veintena de hospitales se les repartieron más de 12.244 barbijos en todo el país.

Otras de las actividades que resultó fundamental para muchos niños de la Argentina en un año tan particular fue el programa Acompañarte. Se dio acompañamiento escolar a 50 niños y adolescentes de tres barrios, de manera sostenida con encuentros semanales por zoom. Actualmente, esta acción continúa e incluso durante el verano se brindaron clases de repaso antes de comenzar el año lectivo. También se les acercaron mochilas y útiles y se repartieron más de 100 kits escolares a comedores. Y más de 4000 educadores tomaron el curso sin costo de Yes en Escuelas para sumar herramientas para acompañar el desarrollo de habilidades e inteligencia emocional.

De los tres meses que lleva el 2021, dentro del Taller de Oficios, se realizó en enero una actividad de acompañamiento a adultos mayores y personas con discapacidad con 163 personas siendo parte de manera virtual. Y como nunca antes, fue clave el programa El Arte de Vivir te escucha: con 150 voluntarios, 500 personas fueron asistidas telefónicamente cuando se encontraban angustiadas, solas o con la necesidad de sentirse acompañadas durante la cuarentena social obligatoria.

Otro de los pilares es el programa de servicio en Cárceles, el cual también contó con un acompañamiento especial para los internos: en noviembre 8 penales se unieron al desafío de los 21 días de meditación y en enero se dio el programa Happiness a más de 15 internados de San Martín. Se repartieron 250 kilos de alimentos, 500 productos de aseo personal, 200 frazadas y termómetros durante la pandemia. Y en el Día de la Niñez se llevaron 2000 juguetes para niños del penal de Mujeres de La Plata.

Otras de las jornada fue La Noche de las Frazadas en la que se repartieron 1900 en Buenos Aires, Tucumán, La Plata y Gran Buenos Aires; los talleres de Conciencia Ambiental,en ocho clases online y sin costo 300 personas dijeron presente; las acciones de Reforestación y Planta Amor con un total de 166 árboles plantados en Bahía Blanca, Paraná, Chaco, Mar del Plata y Concepción del Uruguay; y el plan NaviDar que alcanzó a 500 personas con 150 voluntarios para repartir canastas navideñas y más de 2000 juguetes.

Cuidando a los que más necesitan

La fundación estará terminando en dos semanas la reconstrucción del merendero «Mi Sueño de Tierras Altas». Esta acciónsurgió a partir del fallecimiento de una voluntaria, quien antes de morir expresó a su familia que no gasten en flores sino que donaran cada peso para elprograma Las Manos que Ayudan del que ella fue parte.Ytras conocer su deseo, desde septiembre junto a sus esposo, hijos y familia, la fundación trabaja con el fin de ponerlo en pie tal como ella quería.

Además, actualmente, frente al desastre natural y humano que se generó en el sur de la Argentina por los incendios en Chubut, decenas de voluntarios se acercaron a la zona afectada llegando desde Córdoba, Entre Ríos y Capital. Con kits especiales para ayudar y contener a las comunidades, en un primer momento colaboraron en apagar los focos de incendios que quedaron activos y en la limpieza y reconstrucción de las áreas en las que se perdieron casas. A su vez, con lo recaudado se están comprando materiales y herramientas de construcción, como motosierras, chapas, martillos y todo lo necesario para trabajar en miles de hogares. También se están brindando para conectarse con los referentes locales para ofrecerles llevar los Talleres de Alivio en el corto plazo cuando lo peor ya haya terminado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here