Lado H presenta Entrevistas, Temporada 1, capítulo Alex Warden en Lado H TV

Entrevista a Mateo Salinas, Gerente General de Eidico

Lado H llegó a las oficinas de Eidico ubicadas en Benavídez para conocer el día a día de una empresa que nació hace 25 años buscando una solución de vivienda para la gente joven. ¿Cómo se hace para, después de tanto tiempo, conservar el espíritu emprendedor de los inicios?

 

Dialogamos con Mateo Salinas, Gerente General de la empresa, y junto a él recorrimos las instalaciones de esta gran familia. “En Eidico nacimos emprendiendo, estamos emprendiendo y estamos convencidos de que, para el mundo que se viene vamos a tener que seguir emprendiendo, siempre con el fin de encontrar la mejor solución de vivienda para la gente joven”.

 

Desde sus inicios, en Eidico unen voluntades, esfuerzos y capitales para alcanzar el objetivo originario: encontrar la mejor solución de vivienda para la gente joven. Para lograrlo siempre han puesto a la persona en primer lugar, y lo siguen haciendo. “Para nosotros, lo humano es primordial”, aseguran en la empresa. Y al recorrer los pasillos, eso se nota.

 

Para cada uno de los que conforman esta “gran familia”, existen cuatro pilares fundamentales de la vida de la persona que deben cuidar: el espiritual, el profesional, el social y el trato personal. “Empezar por casa es el primer paso. Y así intentamos hacerlo cada día, con una mirada integral,  promoviendo actividades tanto con nuestros empleados, como con clientes y proveedores. Para ellos construimos iglesias, realizamos actividades de integración social con los barrios cercanos y priorizamos el trato humano y personal”, detallan.

 

La búsqueda de equilibrio entre la vida profesional y la vida personal es desgastante para muchas personas,  que en general, pasan el tiempo haciendo malabares para prestarle atención a una u otra. La “cultura Eidico” no se trata sólo de flexibilidad, sino también de empatía y contención; de acompañar y entender los momentos de la vida de cada uno. Esto incluye a todos: tanto a los jóvenes, que comienzan a trabajar en las oficinas y a quienes se los impulsa para que puedan estudiar; como a las madres y los padres, que necesitan estar presentes en su familia; y al apoyo que dan a sus clientes cuando enfrentan una situación difícil.  

 

“Esta motivación nace de entender que el esfuerzo conjunto, el espíritu emprendedor y cooperativo son un estilo de vida. Y que para muchos es la mejor manera de dar los primeros pasos, tanto laborales como de vivienda o inversión”.