PERSONAS QUE INSPIRAN

Fue rescatista en el atentado a las Torres Gemelas y hoy da charlas sobre resiliencia

Fue rescatista en el atentado a las Torres Gemelas y hoy da charlas sobre resiliencia

Alejandra Ciappa actúa sobre el concepto “seamos nuestros propios héroes”.

Ya recibida de médica, en abril del 2000 Alejandra Ciappa había viajado a Nueva York para hacer un posdoctorado en Genética del Alzheimer y Neurodegenerativa en la Universidad de Columbia. El 11 de septiembre del 2001, el atentado a las Torres Gemelas -que conmovió a toda la humanidad- la tuvo como testigo y, principalmente, como protagonista en una experiencia que jamás olvidará porque marcó un antes y un después en su vida. La tragedia pudo pasarle por delante suya y esquivarla, pero ella decidió que no debía ser ajena a tanto sufrimiento y dolor. Sintió que si estaba ahí era por algo. Y que tenía que colocar su granito de arena para intentar colocar un poco de paz ante tanta muerte. Fue así como se presentó en la Cruz Roja y se ofreció para trabajar como rescatista voluntaria junto a un grupo de colegas que estaban en su misma situación.

 

“Este desafío lo afronté como un llamado voluntario de mi ser. No tuve que ser rescatista, elegí ser rescatista. Lo quise. Supongo que nuestras acciones nos definen inconscientemente. El deseo de salvar una vida, liderar mis virtudes, mantener la esperanza en la desesperanza absoluta, el sentimiento de frustración por no rescatar un sobreviviente y luego, la satisfacción de prevenir muerte rescatando gente de edificios linderos me empoderó. Me hizo mejor persona”, cuenta 17 años después.

Alejandra está convencida de que la experiencia traumática que debió afrontar durante esos días la hizo crecer y le enseñó a confiar en su intuición. “Aprendí sobre la humanidad con sus extremos de bondad y maldad. De los posibles y los imposibles. De la vulnerabilidad de la vida y de nosotros mismos. Me enseñó sobre la fe, la esperanza, la muerte, las creencias de las personas. Me enseñó que el miedo se neutraliza con coraje y determinación. Me mostró mi misión, el sentido de mi vida”.

A raíz de esa vivencia, su vida cambió. "Aprendí a simplificar el accionar, a establecer prioridades, a lograr más con menos tiempo, a tener confianza en el rol que cumple cada uno en el equipo, cuando integro un equipo laboral, deportivo o familiar. Logré tomar conciencia de  los aprendizajes, superar los obstáculos y los miedos, superar mis propias expectativas y descubrir el potencial de los talentos que desconocemos de nosotros mismos. Reafirmé mi compromiso con la vida. Me hizo consciente de quién quiero ser", afirma.

A raíz de esta experiencia que eligió afrontar, Alejandra decidió estudiar la carrera de Coach Ontológico para ayudar a otras personas a poder superar situaciones adversas, encontrar el sentido de sus vidas y sus pasiones. De esta forma, se convirtió en Conferencista Internacional brindando disertaciones sobre estos temas. Hace unos meses dio la charla “Seamos nuestros propios héroes. La importancia de la logística en tiempos de crisis”.

 

¿Qué significa la frase “seamos nuestros propios héroes”?

Para mí, se trata de ser nuestro propio héroe: hacer lo necesario, en el momento oportuno y el lugar indicado, hacerlo con pasión, con el compromiso de los valores humanos y de dar lo mejor de sí mismo. Y se trata de hechos ordinarios de la vida cotidiana, así nacen los grandes héroes. Ser testigos de la felicidad del otro, siendo protagonistas de nuestro destino.

¿Qué podemos hacer para convertirnos en nuestros propios héroes?

Respondiendo con acción y responsabilidad a “la llamada”. Hay algo en tu interior, yo lo llamo intuición, que te hace asumir una responsabilidad que te va a exigir  convertirte en alguien que desconoces, más poderoso, más sabio y que solo transitando esa acción vas a descubrir.

Debemos salir de nuestro lugar de confort para enfrentarnos a desafíos y peligros que nos debilitarán y fortalecerán en aspectos emocionales, físicos y mentales. El camino de la incertidumbre se hace agotador e interminable, nos cansamos, dudamos, pero el héroe nunca se da por vencido. Cae y se levanta, toma al fracaso como un camino de aprendizaje y de superación. El error es solo algo que reparar o cambiar. No es un obstáculo para detenerse. La certeza del héroe es su emoción, es su motor, está convencido que puede. Son sus actos los que determinan la conversión de una persona normal en un héroe cotidiano.

¿Es en la adversidad donde podemos encontrar mecanismos internos para poder superar una crisis? ¿Cuáles son esos mecanismos?

Si, en nosotros mismos. Nuestras palabras tienen poder, y las creencias que tenemos sobre esas palabras también. Pueden cambiar nuestra actitud, nuestro modo de ver las cosas y mejorar nuestra aptitud. Es importante lo que nos decimos a nosotros mismos.

Generalmente, ante la aparición de estos eventos inesperados, sobre todos los que tienen un aspecto negativo, lo primero que surge es un Modelo de Inacción, comenzamos a desmotivarnos, nos resignamos y nos sentimos confundidos y no sabemos qué hacer. Nos victimizamos. Pero también podemos elegir otro ¨modelo proactivo mas heróico¨ ante un evento inesperado, auto-observarnos, lograr tomar conciencia de  los aprendizajes, superar los obstáculos y los miedos, superar nuestras propias expectativas y descubrir el potencial de los talentos que desconocemos de nosotros mismos. Elegir ser protagonistas. Esto nos permite motivarnos para un cambio que me posibilita y me potencia a elegir acciones extraordinaria que nos lleven al logro de resultados deseados.

¿En qué radica la importancia de una buena logística para afrontar exitosamente una crisis?

En contextos impredecibles, es muy difícil saber qué hacer. Pero no es imposible. Para mí, las crisis son las mejores oportunidades de cambio y de transitar un proceso de aprendizaje. ¿Cómo implementamos la logística en un momento preciso, en un lugar inapropiado y bajo condiciones no deseadas?…CREATIVIDAD y CONFIANZA. Aceptar lo que sucede y entender que es una circunstancia pasajera, esperada o inesperada. Centrar tu accionar, en la búsqueda de generar conciencia en la población para conseguir un cambio profundo casi incuestionable. Requiere esfuerzo, dedicación, planificación, organización y acción. No importa cuál sea tu meta, crecerás con el esfuerzo, aprenderás con el intento y ganaras con la acción.

¿Qué es lo que tenemos que tener en cuenta y aprovechar de una crisis para superarla y ver con optimismo el futuro?

La resiliencia, es decir la capacidad del ser humano para hacer frente a situaciones adversas  y recuperarse de ellas, junto con el optimismo realista como actitud consciente y positiva para superar obstáculos y como recurso valioso en la toma de decisiones acertadas, son dos de las características principales, sumado a la pasión en el corazón con la que se realizan las acciones que elijo, son condiciones fundamentales.

¿Cómo podemos hacer para transformar una crisis en una nueva oportunidad para redescubrirnos?

Algunas acciones que posibilitan el proceso son:

IDENTIFICAR recursos de ayuda y rescate.

COMPRENDER los eventos que provocaron la crisis.

ACEPTARLOS para iniciar un proceso de cambio afectivo, cognitivo y conductual.

MOTIVAR a la persona, con un objetivo superador.

ALIVIAR síntomas de ansiedad o angustia.

Buscar nuevas estrategias para afrontar las circunstancias del acontecimiento.

CREAR nuevas formas de percibir, pensar y sentir lo sucedido.

REDEFINIRNOS como personas nuevas transformadas por la experiencia.

 

¿Cuál es el principal legado o enseñanza que nos puede dejar una crisis?

Saber que podemos salir de ellas, que hay que aceptarlas y traspasarlas.

Las crisis son parte de la vida, el desarrollo es crisis, la edad, el crecimiento es crisis, los cambios del mundo dinámico, la economía, las políticas, los cambios sociales. Comprometernos a la adaptación que debemos tener en estos tiempos que corren y también a crear un mundo mejor.No ser menos de lo que podemos ser. Animarse a dar más.

 

Dra Alejandra Ciappa 

Médica MN 102105