PERSONAS QUE INSPIRAN

“Cualquier crisis implica un nuevo desafío para elegir qué queremos hacer en la vida”

“Cualquier crisis implica un nuevo desafío para elegir qué queremos hacer en la vida”

Entrevista exclusiva con la Coach Ingrid Rivera. Claves para aprovechar esta turbulencia económica.

Ingrid Rivera, Licenciada en Psicología y Coach Profesional que cuenta con un Postgrado en Recursos Humanos, Capacitación y Desarrollo, explica que la crisis es siempre una ocasión de evolución o de desintegración. Se trata de un período de transición porque lo que era ya se fue y lo que viene todavía no ha llegado.

 “Una crisis es una situación en que los patrones vigentes son rotos por acontecimientos emergentes y de alguna manera inesperados. Esto ocasiona un trastorno que provoca perjuicio para muchos y beneficios para aquellos pocos que supieron transformarla en oportunidad. Las crisis y los problemas son las justificaciones y explicaciones del derrotado y el desafío del inspirado. Ser protagonista y trascender es una cuestión de actitud y se puede entrenar”, afirma, en diálogo con Lado H.

¿Cómo analizás la crisis económica que estamos atravesando los argentinos?

Creo que los argentinos tenemos mucha cintura, estamos entrenados, esto de vivir situaciones de estar atados con alambre nos brinda un aprendizaje interesante. Por lo tanto, sube y baja siempre la situación. Recuerdo que mi abuela decía: “que bien hay dentro de este mal aparente”. Se trata de reflexionar acerca de lo que podemos aprender en este tipo de situaciones.

Todo tiene un para qué y esa pregunta nos lleva a encontrar un sentido a esa situación de sufrimiento o de crisis.  A mí me gusta denominarlo desafío porque es una palabra más amena y tiene más empuje. Lo que no debemos es quedarnos anclados en el por qué. En este tipo de situaciones lo que suele pasar es que se instala mucho el por qué y esto viene agarrado de excusas, justificaciones, explicaciones. Esas conversaciones lo que hacen es seguir generando más de lo mismo, permitiendo que la situación pueda agravarse. Lo que se hace es seguir construyendo situaciones que tienen que ver con generar más de lo mismo y, por lo tanto, no va a haber posibilidades de que surja algo distinto.

No estamos hablando de situaciones límites (que pueden ser enfermedades, muertes de seres queridos, etc), sino de crisis. En ese momento podemos tener la habilidad para responder: ¿Cuál es mi compromiso: aprender de la crisis o quedarme enganchado en ella? Es como ir en un barco: puede haber diferentes vientos mientras uno está navegando, pero yo tengo que pensar que no estoy yendo a la deriva: el poder no lo tiene el viento, el poder lo tengo yo, entendido como capacidad de acción. Eso hace que yo elija hacia a donde voy sin importar el viento, manejo mis propias reglas. Y cualquier otra dificultad que podemos llegar a encontrar en el camino hay que verla como un desafío para seguir adelante.

¿Qué podemos aprender a partir de transitar esta experiencia?

Creo que cada ser humano siempre tiene la posibilidad de encontrar un sentido a lo que le está sucediendo. Hay algo propio que bucea en ese autoconocimiento de cada ser humano. Depende también de la etapa evolutiva en la que cada uno se encuentre. Quizás, hay un joven que no tiene que mantener una familia, desea emprender algo nuevo y la situación coyuntural puede ser una gran oportunidad para llevarlo a cabo. El sentido de cada ser humano es propio. No es lo mismo lo que yo puedo conversar conmigo misma sobre el sentido o el para qué de ese cimbronazo con lo que puede ocurrirle a otras personas porque el sentido se lo otorga cada ser humano con las preguntas que se plantea sobre qué hacer con su vida en un determinado momento. El foco no debe ponerse tanto afuera, sino más en el aprendizaje que puede encarar uno mismo en estos momentos de crisis y de dolor.

¿Cómo hacemos para poder encontrar ese para qué más allá de la situación coyuntural que estamos atravesando?

Steve Jobs decía que cuando uno tiene situaciones límites en la vida (que es más complejo que una crisis) “los puntos solo se unen hacia atrás”. Cuando pasó el tiempo y el agua bajo el puente, vos decís: ´cuanto crecí, cuanto avancé y cuanto evolucioné´ aunque nunca hubieras querido que pase. Pero si lo pudiste atravesar te das cuenta del sentido que tenía y de lo que te aportó con el paso del tiempo uniendo los puntos hacia atrás. Se trata de ver en qué lugar queremos estar porque sino nos perdemos en las circunstancias en vez de tratar de entender qué cosas nos puede aportar lo que estamos viviendo.

¿Qué consejos prácticos podemos aplicar en un momento así?

-Hay que buscar qué oportunidad puede significar esta crisis alineándolo con el propósito de cada uno.

-Preguntarse más para qué digo lo que digo  y para qué hago lo que hago. ¿Estoy aceptando lo que me sucede y sigo ahí?

-Preguntarse si estamos comprometidos con lo que declaramos o con las circunstancias o si estamos comprometidos a no comprometernos.

-Es importante hacer foco y observar nuestras acciones.

-Cualquier crisis es un nuevo campeonato, implica un nuevo desafío para elegir que queremos hacer en la vida.

-A veces tocamos fondo para cambiar. Las crisis cotidianas pueden hacernos  “subir el fondo”.

-Quien tiene un para qué siempre encuentra un cómo.

 

Ingrid Rivera, Directora  General de IR Team, es Licenciada en Psicología, es Coach Profesional, Master Coach Profesional, Doctor en educación superior. Además, fue Psicóloga y Coach para “Las Leonas”, Seleccionado Nacional Femenino de Hockey sobre Césped, para las olimpíadas  de Londres 2012 trayendo la medalla de Plata.

Ha dado seminarios y conferencias en Argentina, Uruguay, México, Chile, Brasil, Colombia, España y Estados Unidos. Es miembro del Comité Asesor de ex presidentes de la Asociación Argentina de Profesionales del Coaching, fue Vicepresidente del Cómite organizador del 1º, 2º y 3º Congreso Argentino de Coaching y elegida en 2014 entre las 200 mujeres del mundo que hacen una diferencia desde su profesión, por la Fundación Eisenhower Fellowship.