PERSONAS QUE INSPIRAN

La “Doctora Corazón”: atiende gratis a personas vulnerables y en situación de calle

Karem forma parte de la Asociación Civil “¿Me regalas una hora?” y ayuda a los más necesitados.

“Me llena el alma poder ayudar a otra gente que tanto necesita haciendo lo que amo hacer. Después de 12 horas diarias de trabajo poder seguir haciendo atención medica en forma gratuita a personas humildes o con mayor necesidad es algo hermoso. El agradecimiento y las satisfacciones que tengo no lo puedo contar con palabras, solo lo siento, son cosas que te llenan el alma. La gente es muy agradecida con nosotros, sienten contención en el lugar en que los atendemos”.

En el currículum vitae de Karem Araóz (36) figura que nació en La Paz, Bolivia, que hizo la especialidad de Medicina Interna en la ciudad de Buenos Aires donde vive desde hace 10 años, que se recibió en 2015 como Médica Clínica y que actualmente trabaja en dos clínicas privadas. Sin embargo, lo que más la llena de orgullo es que forma parte de ¿Me regalas una hora?, una Asociación Civil creada por el cardiólogo Mariano Masciocchi con el objetivo de poder atender en forma gratuita a personas vulnerables o en situación de calle.

¿Me regalas una hora?

En 2015 Karem conoció a Mariano, quien apadrinaba un merendero en General Rodríguez (en la provincia de Buenos Aires). Una tarde lo acompañó y fue testigo de la realidad llena de dificultades que atravesaban esas personas. En 2016 se adhirió a ese apadrinamiento y durante ese lapso, junto a otros colegas, logró atender a unos 130 chicos.

Además, cuenta Karem, Mariano hacía atención médica en la parroquia de San Carlos (en el barrio de Almagro) que contaba con un comedor pero, sin embargo, la gente no asistía a las consultas. “Algo tenemos que hacer”, le propuso. Entonces, Mariano escribió una carta que llegó a una asociación que la difundió hasta que un día esa información llegó a Crónica TV. En ese momento a Mariano no le quedó más remedio que llamar a Karem para que la fuera a ayudar ante la gran cantidad de cola que se había formado en la iglesia.

Luego, comenzaron a atender en la Parroquia de San Expedito donde funcionaba un comedor los días sábado. También ayudan a la comunidad de San Martin de Porres los martes a la noche mientras ellos reciben alimentos. Además, están vinculados a Red Solidaria donde participan en las recorridas nocturnas los viernes en Plaza de Mayo.

La misión consiste en brindar atención / asistencia médica primaria, gratuita y desinteresada a personas en situación socialmente vulnerable o con dificultad para acceder al sistema de salud, mediante la constitución de un equipo de trabajo diverso y solidario que se vale de alianzas y redes. Se trata de una organización independiente y en permanente crecimiento conectada con otras organizaciones para fortalecer acciones que contribuyan a reivindicar los derechos de acceso a la salud tanto el ámbito nacional como internacional.

Solidaridad y empatía

En una de las recorridas nocturnas junto a la Red Solidaria, Karem conoció a Kiara, una nena de unos 10 años que junto a su mamá y a sus siete hermanos  todos los viernes viajan desde Merlo hasta Plaza de Mayo para recibir comida y otras donaciones.

“Se formó un vínculo muy particular, la conocí en el inverno pasado. Yo siempre iba con una bufanda a la consulta y ella se vestía para parecerse a mí, según la mamá era una admiración que tenía y por eso trataba de imitarme. Para el día del niño le regalaron un estetoscopio de juguete y ella cada vez que se lo ponía decía: ´quiero ser igual a la doctora Karem´. Cuando llego siempre me viene a buscar, me da besos y abrazos. Para su cumpleaños le hice un regalito, tengo el teléfono de su mamá así cuando podemos nos comunicamos”, cuenta Karem, con una sonrisa.

La “Doctora Corazón”

Durante este último año, Karem se fue encontrando con diferentes historias, con las que inevitablemente se involucra afectivamente como, por ejemplo, el caso de Silvina, una mujer que trabajaba en un geriátrico a quien le diagnosticaron un tumor en el abdomen. “No tenía obra social y tardó mucho en hacerse los estudios. Como se quedó sin trabajo y no pudo pagar el alquiler, la desalojaron. Cuando yo la vi en San Expedito llevaba tres días viviendo en la calle, le habían pegado y robado todo y ese día se había enterado del comedor. Nos contaba que ni siquiera se podía lavar los dientes. ´Hasta hace unos días estaba en mi casa, viendo la televisión, tomando un plato de sopa y hoy no tengo baño, no sé a dónde voy a dormir´, les decía. “Son cosas que te pegan porque le pueden pasar a cualquiera y no sabes cómo manejarlo. Al siguiente sábado le llevé cepillos de dientes, cremas, toallitas higiénicas y un perfume”.

Gracias a estos vínculos de solidaridad y de empatía que Karem establece a diario con la mayoría de sus pacientes, sus compañeros de ¿Me regalas una hora? comenzaron a apodarla como la “Doctora Corazón”. “La llamamos de esa forma dada su especial forma de atender a los pacientes. Es sumamente generosa y muy cariñosa. Los trata de una manera especial, los recibe con mucha paciencia y amor, les explica en forma amena y fácil lo que ellos necesitan saber y se ha ganado ese título”, explica su colega y compañero el Dr. John Piñango. 

“¿Me regalas una hora? hoy forma parte de mi vida, de lo que soy como persona y como profesional. Es la continuación y de lo que aprendí en casa, poder dar cariño, afecto y contención a las personas que lo necesitan y ofrecer lo que sé a los demás. Me da la oportunidad de poder dar un lindo ejemplo de que con muy poco podemos hacer mucho para una sola persona”, se emociona Karem.

Reconocimiento

Hace unos meses una radio de la comunidad boliviana en la Argentina le brindó a Karem un reconocimiento por su labor solidaria. “Para mí es como un agradecimiento de tener un segundo hogar, la verdad que fue muy lindo el agasajo porque son muy humildes ya que trabajan con donaciones y a través de ese programa te enterás de muchos compatriotas que hacen buenas acciones en este país”, dice.

Actualmente, unos 50 profesionales forman parte de ¿Me regalas una hora? pero en forma activa trabajan solamente 10. Uno de los deseos de Karem es que esta Asociación Civil pueda seguir creciendo y que más gente se comprometa para poder ayudar a mucha más gente con este tipo de necesidades.

“Entregando su corazón a los demás sin pedir nada a cambio. Por el solo hecho y satisfacción de poder acompañar al paciente o a quien la necesite. Siempre ha estado y estará para todos y cada uno, regalándonos su sonrisa y su corazón. Karem es para ´Me Regalas Una Hora´ la caricia dulce que no cualquier profesional puede ofrecer a sus pacientes, es un ser de luz, es un bálsamo para las angustias y el dolor. Siempre infunde alegría, energía y ganas de cantar y bailar acompañándola en sus atípicas consultas. Te enseña a jugar y a reír aún ante la enfermedad y el desconsuelo, por eso todos creemos y sentimos que nos representa con amor”, la define el Dr. Mariano Masciocchi. 

“Ojalá podemos atender en otros barrios, en más provincias y ayudar a otros merenderos. Y también me gustaría poder hacerlo en mi país. La alegría de poder ayudar a alguien que lo necesite más que uno sacándole una sonrisa,  un abrazo o una palabra de aliento o hasta con darle la medicación que no se pudo comprar me llena de mucho amor”, finaliza Karem.

Contacto para colaborar con ¿Me regalas una hora?:

Web: https://www.meregalasunahora.org/

Mail: info@meregalasunahora.org

Facebook: ¿Me regalás una hora?

Instagram: @meregalasunahora

Whatsapp - +54 (911) 6305-9661