PERSONAS QUE INSPIRAN

Perdieron a sus hermanos y salieron adelante gracias a la ayuda de la música y la pintura

Perdieron a sus hermanos y salieron adelante gracias a la ayuda de la música y la pintura

Te contamos las historias de Shari y de Mica que supieron transformar el dolor en cosas positivas.

Dicen que alguien no muere cuando deja de respirar sino cuando es olvidado y tampoco muere mientras haya, al menos, una persona que lo siga manteniendo en sus recuerdos.

Axel era dulce y transmitía mucha frescura y alegría. Le encantaba llamar por teléfono a su familia, ir a visitar a su abuelo y escuchar música. Fanático de Racing, no se perdía ni un solo partido de “La Academia”. A Nico le gustaba mucho ir al colegio y estar con sus amigos, le encantaba jugar a las figuritas, era muy alegre, fanático de Atlanta y hasta recibió en su casa a Andrés Soriano y a Rodrigo Llinás, dos ex jugadores del “Bohemio”.

Axel falleció a los 16 años de una muerte súbita. Nico murió a los 10 luego de luchar durante mucho tiempo contra un tumor cerebral. Todas las muertes son dolorosas y más si se trata de personas tan jóvenes con tantos sueños que quedan inconclusos. Y en este trabajo de hacer perpetuar la memoria y de resignificar lo que fueron en vida Axel y Nico se conocieron Shari y Mica, sus hermanas, quienes compartieron juntas parte del duelo y lograron salir adelante gracias al canto y a la pintura.

Del dolor a la amistad

A través de una psicóloga, Shari tuvo la oportunidad de formar parte de un grupo de chicas que habían perdido a sus hermanos. “Pude conocer a otras personas que les estaba sucediendo lo mismo que a mí porque yo pensaba que era la única a la que le estaba pasando eso. Me habían dicho que lo importante era hablar, al principio no fui con ganas pero sabía que me iba a servir. Era llegar y decir: no tengo ganas de nada, nadie me entiende, no quiero ir a lugares, amo cantar pero no canto. Yo no canté por mucho tiempo porque esta actividad la relacionaba con el disfrute, con estar alegre, pero si estaba preocupada no me salía cantar. Participar de ese grupo fue importante para ese proceso”, recuerda Shari.

A través de su mamá, Shari conocía a Mica y la invitó a que formara parte del mismo grupo. “Me resultaba más fácil hablar con ellas que con mis amigas o con mi novio a quien no quería torturarlo todo el tiempo llorando. Era un espacio donde podía expresarme con libertad sobre lo que me pasaba”, recuerda Mica.

Shari dice que al principio solo se conectaba con Mica a través del dolor hasta que un día se dieron cuenta que estaban hablando y sonriendo acerca de un programa de televisión. “Y eso nos llevó a conocernos más y a apoyarnos. Saber que le hablo y que Mica está o que podemos compartir momentos juntas es muy lindo. Escuchar que Mica había tenido una buena semana me hacía tener más esperanzas”.

Shari y Mica compartieron aproximadamente un año y medio del grupo y más adelante hicieron juntas meditación. Y al poco tiempo comenzaron a compartir otro tipo de salidas como, por ejemplo, ir a comer una rica torta a una confitería.

“Nos encontraremos”

Desde los tres años que Shari va a Comedia Musical y en el 2017 comenzó a dedicarse al canto. “Un día me pasó que estaba en la calle caminando y, sin darme cuenta, empecé a componer una canción con las características de Axel y las iba anotando. Él era alegre, le encantaba hacerme masajes y caricias y empecé a pensar en lo lindo de él”, recuerda. Y casi sin proponérselo le estaba dando vida a Nos encontraremos, un hermoso tema que estaba saliendo desde lo más profundo de su corazón.

“Esa sonrisa transformaba cada lugar que vos con tu espontaneidad pisabas. 
Frescura sin igual. 
Alegría transmitiste.
Ser dulce y especial.
¿Cómo llenar este vacío ahora que no estás?
No fue fácil pero pudimos juntos superar los desafíos que la vida nos hizo transitar. Con mucho esfuerzo día a día creciste sin parar. Intensamente vos viviste, en mí siempre estás. Un día nos encontraremos en otro lugar, sé que iluminarás por siempre mi mundo terrenal. Agradecida por tenerte y por todo lo que aprendí. Por favor dame las fuerzas, para poder seguir”.

A través de esta canción, Shari comenzó a sentir una conexión con Axel que le transmitía satisfacción y tranquilidad. “En cada cumpleaños, en cada encuentro familiar me piden que la cante y yo con orgullo digo que sí porque Axel no está, pero a partir de la canción él puede estar acá. Y cuando la cantaba frente a mis amigas y veía que ellas se la aprendían y que la cantábamos juntas, era como que él estaba vivo en ese momento. En mi primer cumpleaños después de su muerte terminamos todos juntos cantando este tema”.

Pintar con el alma

Mica cuenta que su hermano hacía un taller de arte en su casa con una profesora para poder ayudarlo en su motricidad, hasta que en un momento ella misma lo empezó a hacer con él. Al principio realizaron esculturas y lo último que hicieron juntos fue un cuadro con formas que ella tiene colgado en una de las paredes de su pieza.

A partir de ese momento Mica empezó un taller de pintura donde llevaba diferentes imágenes que luego plasmaba en un cuadro. Lo primero que dibujó fue un fondo que no le gustaba, le parecía muy abstracto. Entonces, decidió escribirle la frase “Como un ángel cuidarás de mí” (haciendo alusión a la canción de Diego Torres), dibujó un ángel y ese fue su primer cuadro.

“Hablando con la psicóloga me di cuenta que muchos de mis trabajos de pintura son inspiración de mi hermano: cuadros de mariposas, un nene yéndose a volar, inconscientemente siempre está. Cuando falleció mi hermano fue lo mejor que encontré para salir adelante”, dice Mica, que actualmente comparte este taller junto con su abuela. “Pinto con acrílicos, a veces hago collage y también busco técnicas en Internet. Creo que para mi abuela y para mí se trata de un espacio de distensión, de no pensar en nada más, el arte en sí es un momento para desconcentrarte: estás pintando un cuadro y tu cabeza está solo en eso”.

Pasiones

Actualmente, Shari (22) estudia Psicopedagogía  y trabaja acompañando a chicos con discapacidad. Además, es parte de un grupo de canto donde hacen ensambles y también tiene su parte solista. “Me encantaría poder cantar en bares, me gusta mucho el blues y el jazz, me gustaría armar en un futuro una mini-bandita o simplemente contar con alguien que me acompañe con piano o guitarra”. Por el momento creó en Instagram la cuenta @abriendomisalas donde en el futuro piensa subir algunos covers interpretados por ella.

Por su parte, Mica (21) estudia Publicidad y trabaja como directora de grupos para chicos en el club Hebraica. Y en relación a la pintura, dice que arrancó siendo un hobby pero hace unos meses expuso algunos de sus cuadros y creó en Instagram @arteenred que genera una red de contactos entre artistas para vender sus trabajos.

Shari y Mica son dos jóvenes resilientes porque lograron transformarse positivamente inspiradas en ese amor incondicional que les legaron Axel y Nico. Y más allá de ese gran dolor, caminan hacia adelante, juntas, tienen proyectos, se comprometen y transmiten sentimientos de alegría y de esperanza entre las personas que tienen la suerte de cruzarse por sus vidas.