PERSONAS QUE INSPIRAN

Lado H acompaña a Fundación IAN en la presentación de su corto solidario

Junto a importantes invitados se llevó a cabo la Avant Premiere del corto producido y dirigido por Juan José Campanella cuyo objetivo transmitir el mensaje de la inclusión.

La directora de Lado H, Carina Cohen, acompañó a Sheila Graschinsky, Presidenta de Fundación IAN en la presentación del emotivo corto, realizada en el complejo Village Recoleta.

Además estuvieron presentes Carolina Stanley, Ministra de Desarrollo Social; Claudio Presman, titular del INADI; y Lino Barañao, Ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación. El evento fue conducido por Julián Weich en un ambiente de emoción y puro aplauso.

El corto busca acercar la discapacidad a todos los niños, guiarlos en el proceso para que adquieran herramientas concretas y puedan ser personas solidarias, libres de prejuicios, dando lugar a una nueva cultura en la cual la inclusión sea protagonista. “Esta historia comenzó con un libro de una mamá cuyo hijo recibía bullying, por una sociedad que no está acostumbrada, a veces, a vivir con los diferentes”, resaltó Julián Weich, que condujo el evento con gran esmero.

Ian tiene 9 años y padece encefalopatía crónica no evolutiva, un desorden generado por falta de oxígeno durante el parto que repercute en la movilidad y el lenguaje. Su mamá, Sheila Graschinsky, lucha desde hace años para mejorar la calidad de vida, tanto de su hijo Ian como la de todas las personas con enfermedades neurológicas y motrices.

Por este motivo, en 2012 creó la Fundación Ian para ayudar a otras familias en la misma situación.

Entre los objetivos de la fundación se destaca la mejora de la calidad de vida de las personas con enfermedades neurológicas y motrices y la búsqueda de recursos que ayuden a que todos alcancen su máximo potencial.

Cuando inició con la fundación, Sheila conoció un sistema llamado Tobii, que permite manejar la computadora con los ojos.

Con mucho esfuerzo, consiguió uno para su hijo y asesoró a otras familias en el proceso de importación del dispositivo, entre todos lograron bajar el valor del equipo a menos de la cuarta parte (dependiendo el modelo, puede costar entre 1000 y 13000 euros) y, además consiguieron que varias obras sociales lo cubran.
Ya son más de 320 familias en el país que cuentan con el equipo.
“Nos gustaría conseguir fondos para que cada provincia cuente con un centro de rehabilitación con el dispositivo y personal capacitado. Ya presentamos un proyecto en el Ministerio de Desarrollo Social para que los chicos puedan trabajar y realizar las evaluaciones sin necesidad de venir a Buenos Aires”, cuenta Sheila. 

El corto “IAN” es una herramienta que llegará a los hogares y transformará a quienes lo vean con un mensaje de inclusión. Sheila espera que “quienes vean el corto puedan llevarlo a cada uno de los ámbitos en los cuales se mueven: empresas, colegios o clubes. Que sea un disparador para HACER. Generar más espacios y políticas de inclusión”.

Carolina Stanley brindó sus palabras de apoyo: “Incluir es una de las palabras más profundas y grandes que tenemos para desarrollar como personas. Solos no podemos. Este camino es juntos, con el otro de la mano tal cual es. Ese es el desafío más grande que tenemos por delante”.

Este corto audiovisual participó en el Festival de Cannes.