PERSONAS QUE INSPIRAN

Una referente del papel de la mujer en la industria tech

Una referente del papel de la mujer en la industria tech

Carolina Maldonado es la primera mujer Vicepresidenta de ventas y mercadeo para Kingston Technology en América Latina. En esta entrevista con Lado H, comparte el presente y futuro del papel de la mujer en la industria.

Carolina ingresó a Kingston Technology en febrero de 1995, teniendo a su cargo el mercado canadiense y desempeñándose como Gerente de Cuenta. Ese mismo año le fueron delegados a su cargo los países de Portugal e Italia, además de ser promovida al cargo de Gerente Regional para Canadá. En 1999 inició y lideró el equipo regional con el cargo de Gerente de Ventas de Kingston Technology para América Latina. En el 2001, fue promovida a Directora de Ventas y Marketing de América Latina, ejecutando con éxito políticas comerciales de desarrollo y crecimiento en la región.  Por último, en 2010, fue promovida al cargo de Vicepresidenta de Ventas y Mercadeo para América Latina.

Si bien predomina una fuerte presencia masculina en el sector de la tecnología, cada vez son más las mujeres que ocupan puestos clave de dirección en esta Industria.

¿Qué implica ocupar un cargo como el tuyo en una industria que históricamente “es de hombres”?

Creo que nunca es sencillo, las mujeres siempre tuvimos que luchar para conquistar nuestro espacio. Yo fui la primera vicepresidenta en Kingston, y eso, obviamente, viene acompañado de mucha responsabilidad, pero hoy veo también que abrí la puerta para que otras mujeres tengan posibilidades dentro de la compañía.

Desde tu punto de vista, ¿cómo ha evolucionado el rol de las mujeres en la industria tecnológica? Y en el caso de Kingston en particular

Kingston Technology es una empresa global y sus directivos entienden claramente que el aporte femenino en la industria es fundamental para el futuro del sector, las mujeres tienen sus fortalezas como organización, multitasking e inteligencia emocional que son muy importantes para el gerenciamiento del negocio. En tecnología en general las mujeres vamos ganando nuestro espacio y la evolución incluye no estar sólo en el área de marketing o comunicación, sino también en ventas, ingeniería, programación y posiciones executivas.

¿Por dónde creés que pasa la igualdad de género en empresas como las tecnológicas?

Cada día podemos ver a más mujeres ocupando puestos claves en el sector tecnológico y generando inmensos avances para sus respectivas compañías, eso demuestra que la igualdad en empresas tecnológicas va en crecimiento a pesar de estar aún lejos de esa realidad. Continuar esta labor dependerá de la colaboración mutua entre las mujeres dentro de la industria, así como las condiciones laborales que favorezcan una verdadera inclusión femenina.

En el segmento gamer, uno de los que más crece en Latinoamérica en términos de negocios, las mujeres ocupan cada vez más espacios, ¿a qué se debe?

El crecimiento de la participación femenina en tecnología se replica en el nicho gaming que está en constante ascenso en Latinoamérica. En este sentido, HyperX, que comercializa las familias de productos para gamers, cuenta en su equipo con un gran porcentaje de colaboradoras femeninas.

Este segmento de mercado es nuevo y joven, eso genera un ambiente abierto a la participación de las mujeres e interesante para ellas. Es mucho más difícil para las mujeres participar en industrias más tradicionales, como por ejemplo la industria automovilística.

¿Qué le está faltando a la industria para que las mujeres sean consideradas y tratadas en igualdad de condiciones que los hombres. ¿Cómo desde tu posición promueves esa igualdad?

Por ser la tecnología una industria joven creció dando oportunidad a las mujeres que hoy en día tienen un papel importante en posiciones destacadas de las compañías.

Yo creo que las empresas deberían buscar un equilibrio en el momento de contratar y/o ofrecer oportunidades de crecimiento para las mujeres. Obviamente el profesional debe estar calificado/a. Muchas mujeres también encuentran el desafío de tener la responsabilidad de ser madre con las exigencias del trabajo, las empresas podrían ofrecer más flexibilidad como trabajo compartido, flexibilidad de horarios y opción para el cuidado de los niños.

Desde mi lugar tengo la posibilidad de elegir profesionales femeninas calificadas, darles la oportunidad de crecer adentro de la empresa, asegurar que sean tratadas de manera igual (incluyendo igual salario) y todos los días hacer el intento de cambiar la mentalidad de muchos demostrando que si se puede. Considero sumamente importante que las mujeres nos apoyemos mutuamente.