PERSONAS QUE INSPIRAN

Sobrevivió al Holocausto, fue espía y a los 96 años canta Heavy Metal

Inge Ginsberg es austríaca y convirtió sus poemas en canciones de death metal.

 “No sé cantar. No sé llevar la melodía. Así que el metal funciona para mi porque solo tengo que decir las palabras,” explicó.

En un documental realizado por el New York Times Inge expresó su decepción cuando contó que la sociedad no estaba interesada en las historias de las personas mayores. Especialmente en su historia, ya que sobrevivió al Holocausto y se convirtió en escritora para contar sus memorias a través de sentidos poemas.

"Cuando llegaron los Nazis nadie podía creer lo que ocurría,” recuerda Ginsberg. Su padre pudo escaparse a Inglaterra y, en 1942, la madre de Inge pidió ayuda a un amigo de la familia, que a cambio de todas sus joyas, ocultó a la familia hasta Suiza, en donde acabaron en un campo de refugiados.
Tiempo después, Inge cuidó de un pueblo lleno de espías del Servicio Secreto de EEUU, que fue preparado para espiar a los Nazis y coordinar las operaciones de los grupos que luchaban contra los alemanes. Así pudo salvar su vida.

Luego se casó con Otto Kollman, se mudó con él a Hollywood y allí compusieron canciones para Nat King Cole, Doris Day y Dean Martin. Antes de eso, trabajó como periodista y fue espía de CIA. 

Conociendo estas historias, un grupo de jóvenes le propuso convertir sus escritos en "canciones" dentro del género Death Metal, una variante del heavy metal que suena mucho más dura y pesada. Le compusieron melodías para que ella pudiera recitar sus poemas y grabaron algunos videos, la banda se llama TritoneKing.

Esta abuela judía que recitaba poesía en inglés y alemán acompañada de metal fue un éxito viral en todo el mundo, además, se mantiene activa escribiendo nuevas letras acerca de la humanidad, el medio ambiente, el amor, el odio y ser fiel a uno mismo.

“La libertad está ahí de verdad. Pero tienes que ser fuerte. Para ser libre, no puedes culpar a nadie por tus decisiones, y eso requiere fortaleza”