PERSONAS QUE INSPIRAN

Vida Solidaria: asisten a 1000 personas en situación de calle a través de la confianza y la empatía

Vida Solidaria: asisten a 1000 personas en situación de calle a través de la confianza y la empatía

Esta fundación trabaja desde hace 5 años realizando recorridos por la ciudad de Buenos Aires.

En febrero de 2014 Vita Carnevale, junto a Pablo Fernández, creó Vida Solidaria, una fundación que asiste a más de 1000 personas en situación de calle a través de un grupo de voluntarios que realizan 17 recorridos en diferentes sectores de la ciudad de Buenos Aires. “Lo que le pasa al 99% de los voluntarios es movilizante, es una realidad que está siempre pero que muchas veces no la vemos. Las personas que viven en la calle nos dicen que no son individualizadas, que la gente pasa y que no las registran. De 10 personas, 1 las saluda y el resto pasa de largo. Y los voluntarios se dan cuenta de esa realidad y reconocen que ellos también estaban en ese 90% que no tomaba nota de estos hombres, mujeres y niños que siempre estuvieron en el mismo lugar. Ya eso moviliza e interiormente hacen el clic y se dan cuenta que vale la pena”, dice Vita.

Preocupada por la gran cantidad de gente que vivía en la vereda de su casa en el micro-centro, un sábado de febrero de 2014 Vita le propuso a Pablo buscar en cada uno de los armarios la ropa que ya no utilizaban y esa misma noche salieron a recorrer esas calle con café, jugo y galletitas. Hicieron unas cinco o seis cuadras hacia Plaza Congreso y se quedaron sin nada de lo que habían llevado porque, lamentablemente, se encontraron con muchísima gente con necesidades. “Esa misma noche, a eso de las 12, volvimos a mi casa, Pablo encendió la computadora y armó una página en Facebook para invitar a nuestros familiares, amigos y conocidos para que trajeran donaciones. Al sábado siguiente invitamos a un amigo para que nos acompañara e hicimos el mismo recorrido con algo más de ropa. A partir de ese momento comenzamos a crecer a través de las redes sociales. Primero, fueron las personas más cercanas y después se fue expandiendo de boca en boca”, recuerda Vita.

¿Cómo fue el inicio de Vida Solidaria?

Si hay algo que destacamos siempre y que admiramos de nosotros mismos es la manera en que fuimos creciendo. Arrancamos siendo cuatro personas con un único recorrido durante el primer año (Plaza Congreso) y llegamos a juntar, como máximo, unos 20 voluntarios. Se hacía una sola olla de unos 30 o 40 litros con arroz con pollo en el mono-ambiente donde yo vivía. Nosotros mismos cocinábamos utilizando las cuatro hornallas de la cocina. De nuestro bolsillo comprábamos todo lo descartable.

 

¿Cómo fue el crecimiento del proyecto en estos 5 años?

A cinco años del comienzo hoy tenemos 17 equipos que todos los viernes salen a la calle divididos en bases y en recorridos que se hacen entre 15 y 20 cuadras. Todos llevan lo mismo: cuatro carritos con ropa (separados en categorías de nenas, nenes, mujeres y hombres), una conservadora de 30 litros con comida, un termo con 10 litros de jugo y otro con café.

 

¿Cuáles son esos recorridos que hacen?
Tenemos el recorrido Além que hace toda la parte del Bajo, llegan hasta Retiro y vuelven a Plaza de Mayo. Hacia el otro lado tenemos el recorrido Colón donde caminan en sentido inverso llegando hasta Independencia y vuelven también a Plaza de Mayo donde siempre hay una base estática en la que la gente va a comer. En Constitución tenemos otra base que sale de la calle Lima y recorremos todo el barrio. En Once también hay mucha afluencia de gente. Tenemos una base en Plaza Miserere. También estamos en la zona de Plaza Houssay, en la avenida Callao y debajo de la autopista del Oeste en la avenida San Juan donde vive mucha gente debajo del puente, entre otros recorridos.

¿Cómo llegan las donaciones?
La premisa fundamental es que no recibimos dinero con lo cual todo lo que llega es en materiales, desde la ropa que es lo que más tenemos hasta los insumos, las conservadoras, los termos, el café. Al no recibir dinero creamos un sistema de compras a través de mercado libre con lo cual hay gente que dona desde cualquier rincón del país o desde el exterior entrando a los links que nosotros publicamos en las redes sociales, según las necesidades que tengamos. La gente puede entrar, comprar y avisarle al proveedor que Vida Solidaria retira. Con eso podemos suplantar gastos fijos como es la comida ya que todos los viernes tenemos que tener asegurado 150 kilos de pollo que abastecen a 1000 personas.

Fueron tantos los donantes que se adhirieron a ese sistema que creamos otro sistema de donantes mensuales, que en la actualidad son 300, que nos preguntan qué necesitamos y que le enviemos los links. Hoy en día en Facebook, donde tenemos 26.000 seguidores, cada pedido que hacemos en horas lo tenemos.

Una de las actividades más interesantes que realiza una parte de los voluntarios de Vida Solidaria son las bolsas de dormir ecológicas que se construyen cada una con 70 sachets de leche. “Son bolsas térmicas que permiten que no pase el frío y la humedad. El mayor porcentaje de gente que muere en la calle no es por el frío, sino por la humedad que puede generar los bronco-espasmos. Yo le digo a las voluntarias que esas bolsas, literalmente, le pueden salvar la vida. Son bolsas que duran porque las cuidan mucho, también las usan para guardar sus cosas y cargarlas en la bolsa si tienen que moverse del lugar. Ese es un trabajo fundamental, especialmente para el invierno para evitar que muera tanta gente, explica Vita.

 

¿Cómo es el ida y vuelta entre los voluntarios y las personas en situación de calle?

El vínculo se da cuando el voluntario lo llama por su nombre y para la persona de la calle que alguien venga desde afuera y que le digan “Hola Eduardo, ¿cómo estás?” tiene una importancia muy relevante ya que ese gesto lo que hace es individualizar a la persona y de esa manera se empiezan a abrir y a contar un poco más de su historia. El vínculo se forma desde la confianza y la empatía.
No solo tenemos el plan de asistencia, la idea es que los voluntarios puedan hablar con ellos para conocer más sobre la historia de cada una de las personas en situación de calle que visitamos. Ahora le estamos pidiendo al voluntario que se tome el tiempo que necesite para estar con esa persona, que el encuentro no sea algo mecánico.
Tenemos un caso de una persona que la conocimos estando en la calle y una vez que logró salir de esa situación se ofreció para ser voluntario y en las últimas reuniones que tuvimos estuvieron dos personas que habían estado en situación de calle. Es impactante que nos digan que gracias a nuestro trabajo lograron superarse y que quieran ayudar a otras personas que lo necesitan.

¿Qué otro tipo de actividades realiza Vida Solidaria?

Tenemos actividades los sábados en los hospitales Posadas, Santojanni, Rivadavia y Durand. Lo que se hace es ir a la sala de Pediatría y llevar donaciones. La idea surgió para acompañar y alegrar a las personas que están al cuidado de los nenes, pero nos dimos cuenta que había necesidad de ropa. Había mamás que nos decían que estaban siete u ocho días con la misma ropa y aprovechamos para mandarles ropa, artículos de higiene, sábanas y toallas. Y también para pasar un momento agradable con los niños y distraerlos de la realidad que están atravesando. El cambio que se produce es muy notorio desde que llegan los voluntarios disfrazados de payasos con globos y ya eso en una habitación oscura con las ventanas cerradas levanta el ánimo.
También estamos los sábados en la villa 31 de Retiro en el espacio del Club Social y Deportivo Unión donde brindamos merienda, apoyo escolar y talleres de arte, música, teatro y recreación. Más allá de la ayuda escolar, el objetivo de estas visitas es sacar dos horas al nene del pasillo de la villa donde reciben todo lo malo. 

Por último, ¿qué mensaje le darías a la gente en relación a la solidaridad?

El argentino es solidario porque lo veo todos los días, vemos que la gente quiere ayudar. Hay que ayudar no solo porque a uno le hace bien, sino que queremos que la solidaridad sea un deber humano, que todos tengamos el deber ya innato de ayudar más allá de la satisfacción personal que también está presente.

 

Contacto: 

Facebook: VIDA Solidaria Argentina

Instagram: @vidasolidariaargentina