PERSONAS QUE INSPIRAN

Tres amigos de la infancia crearon un proyecto solidario para escuelas rurales de todo el país

Verte Reír Federal (VRF) surgió hace cuatro años con el objetivo de ayudar a los colegios que se encuentran aislados.

Martín es periodista, Maia Wiernik es maestra jardinera y Sebastián Kahansky es Coach. Además de que son amigos desde hace más de 20 años, los tres comparten la pasión por la solidaridad. Eso los llevó hace cuatro años a crear Verte Reír Federal (VRF). Martín cuenta de qué se trata este proyecto, cuáles son los objetivos y las vivencias que vienen acumulando durante este tiempo.

“Ser solidario o pensar en el otro es simplemente una cuestión de voluntad. Es el mejor tiempo invertido. Es impagable el cariño y el respeto que tienen los alumnos para con nosotros. Los recibimientos son indescriptibles”, cuenta Martín Mosiewicki (33), uno de los creadores de Verte Reír Federal.

 

¿De qué se trata este proyecto?

Hace poco más de cuatro años nos propusimos llevar a la práctica un proyecto solidario, donde la idea principal era apadrinar a la escuela 808 del paraje Pampa del Indio (Chaco), pero tras conocer la realidad de la escuela rural, los tres decidimos federalizar el proyecto. Una idea ambiciosa y llena de desafíos. El primer año el nombre fue Verte Reír, luego de proponernos agrandar el proyecto decidimos cambiarlo a Verte Reír Federal.

¿Cuáles son los objetivos de VRF?

Nuestra misión es apadrinar y realizar un proyecto socio-educativo en una escuela rural de cada provincia del país. Los objetivos son a mediano plazo ya que cada escuela tiene diferentes urgencias y cada provincia es distinta.

 

¿Cómo es el trabajo que vienen realizando en estos cuatro años?
Hemos estado en Chaco (Escuela Rural 808), logramos juntar fondos y ganamos un concurso solidario en el programa “Perros de la Calle” (RADIO METRO 95.1) e hicimos una movida en IDEAME - crowfunding - para realizar una inmensa plaza de juegos. Fue un trabajo en conjunto: desde Buenos Aires enviamos los materiales y los padres pusieron la mano de obra. En Santa Fe (Escuela Rural 81) realizamos un playón deportivo y tras una movida con los medios locales logramos conseguir una bicicleta para cada alumno para poder mejorar el viaje a la escuela.

En La Pampa (Escuela Rural 138), junto con la docente y los padres, decidimos hacer un laboratorio de ciencias y solventar dos excursiones educativas.

Actualmente, estamos en Río Negro (Escuela Rural 209) y los objetivos son mejorar el taller de radio y realizar una plaza de juegos. Para esto nos contactamos con El Club de Leones de General Roca y el servicio penitenciario de la misma ciudad quienes se encargan de la mano de obra. Justamente se encargan de realizar para plazas y escuelas rurales que los contactan.
 

¿Qué cosas fueron aprendiendo a lo largo de estos cuatro años?
Tuvimos la suerte de entrar en un mundo nuevo, desconocido, donde no imaginábamos el aprendizaje emocional y mental que nos encontraríamos tan rápidamente. Aprendimos que los tiempos son diferentes, las necesidades son otras y el amor que tienen es inmenso.

Somos transparentes. Todo lo que hacemos los compartimos en las redes. Disfrutamos lo que hacemos. Nos hace bien. Somos el nexo entre el que quiere ayudar y el que necesita ayuda. En este caso, observamos que las escuelas rurales quedaron aisladas y los chicos/as no tienen por qué sufrir la brecha educacional que crece año tras año.

¿Cómo vivís esta tarea solidaria que compartís con Maia y Sebastián?
Ser parte de VRF junto con dos personas que nos conocemos  y nos queremos tanto, es algo difícil de describir. Simplemente es felicidad.

¿Qué le dirías a la gente en relación a involucrarse con la solidaridad?
Es una sensación que todos deberían experimentar.  Simplemente hay que ponerse en el lugar del otro, empatizar y pensar que cualquiera podría necesitar ayuda. En el país somos muy altruistas de lo que vemos, pero habría que mejorar el altruismo de lo que no vemos.  Estamos en una etapa en la que las redes sociales cumplen un rol fundamental para la solidaridad  y para cambiar la cabeza de la gente.  Es momento de pensar a mediano y largo plazo si queremos mejorar a futuro.

 

Contacto:

Facebook: VERTE REIR, nos hace bien.

Instagram: @vertereirsolidario