PERSONAS QUE INSPIRAN

Enfermeros Solidarios: la vocación de ayudar a las comunidades más vulnerables del país

Enfermeros Solidarios: la vocación de ayudar a las comunidades más vulnerables del país

Desde 2016 brindan ropa, juguetes y alimentos a parajes del impenetrable chaqueño y salteño.

Durante su infancia y su adolescencia Lidia Rosa Aguilar (45) pasó momentos muy duros y tuvo que trabajar desde muy chica para poder ayudar a sus padres y solventar los gastos de una familia numerosa. “Pasamos muchas necesidades económicas porque no teníamos para comer ni para vestirnos”, confiesa.

Todas esas vivencias repercutieron mucho a lo largo de su vida. A medida que fue creciendo y progresando en la vida, comenzó a fijarse en aquellas personas que, al igual que ella, se encontraban afrontando situaciones adversas. Sin embargo, el clic lo hizo el 19 de mayo del 2016, un día que jamás olvidará. “Me realizaron una intervención quirúrgica en la cabeza debido a un tumor que estaba pegado al nervio carotídeo con el 90% de posibilidad de perder el habla y parte de la motricidad. Si bien no se llegó a extirpar la totalidad por la zona donde está alojado, me vi tan vulnerable y comencé a pensar en esas personas que no tienen quien les ayude”, recuerda.

A partir de ese momento Lidia comprendió que tenía que levantarse y que su misión en la vida era poder ayudar a los aborígenes del impenetrable formoseño y chaqueño, sitios donde había vivido su padre cuando era un niño. Entonces, decidió crear el grupo Enfermeros Solidarios de Pilar, compuesto por enfermeros, trabajadores sociales, docentes y gente de bien que colabora de alguna manera con acciones solidarias. “El objetivo es tratar de cubrir lo más que se pueda las necesidades de las comunidades en riesgo, lugares donde casi nadie entra”, expresa Lidia, que es enfermera y se especializa en Cuidados Paliativos.

¿A quiénes brindan ayuda?
Se brinda ayuda sanitaria y humanitaria a las comunidades en riesgo del impenetrable chaqueño y salteño en los parajes Pozo del Gallo, San Juancito, Campo del Niño, El Azotado, La Laguna, El totoral y El chañal, entre otros.

¿Qué cosas les envían?
Se lleva todo tipo de alimentos no perecederos, juguetes, ropa y calzado en buen estado, medicamentos, útiles escolares, libros, camas, colchones, sillas de ruedas, camillas, muletas y andadores. 

Lidia es una de las que siempre viaja a estas misiones solidarias y en algunas ocasiones, cuenta, lo tuvo que hacer en soledad  porque todo lo que hacen es a pulmón. “Es por eso que cada persona se costea el pasaje y demás gastos. La experiencia es indescriptible, los casos de desnutrición, tuberculosis, parasitosis y hambruna extrema son verdaderamente dolorosos. Y saber que hay niños que puedan vivir de esa manera totalmente olvidados es desgarrador”.

Cuenta que el vínculo con los aborígenes es muy bueno ya que desde el momento en que llegan en cada uno de los viajes son esperados y tratados de la mejor manera. “Una vez cuando repartíamos las donaciones en Tartagal (Salta) observé a una niña que se me acercó descalza y con su ropa muy desgastada. Me dijo que tenía hambre y que le dolían los pies porque no tenía zapatillas. La verdad que se me hizo un nudo en la garganta y saqué fuerzas para no llorar delante de ella. Cuando fuimos a su casa y le entregamos alimentos, ropa y calzado y vimos como la tristeza de su rostro se transformaba en alegría me llenó el alma de felicidad”, se emociona.

¿Qué significa para vos la solidaridad?
Siempre manifiesto que la solidaridad es innata en el ser humano, el dar es lo más maravilloso porque te llena el alma y más si uno da sin pedir nada a cambio.

¿Cómo te sentís habiendo creado este emprendimiento?
Me siento bien al ayudar a toda esa gente, me llena el alma de felicidad ver que con lo poco que hago puedo llevar algo de felicidad a esas comunidades siempre con el apoyo del grupo y de todos aquellos que donan porque sin la ayuda de estas personas no podría hacer posible estas acciones solidarias. Poder ver la sonrisa de un niño es el mejor regalo de amor, de magia y de luz de este mundo porque cuando un niño se divierte, se siente bien y se sabe querido ilumina al resto de la humanidad guiñándole un ojo a la esperanza.

¿Con qué tipo de ayuda puede colaborar la gente?
Pueden colaborar con todo tipo de cosas, pero hago hincapié en alimentos no perecederos, ropa, calzado, sillas de ruedas, útiles escolares, guardapolvos, juguetes, medicamentos e insumos hospitalarios.

---------------

Contacto para colaborar con Enfermeros Solidarios:

Facebook: Lidia Rosa Aguilar

Instagram: @lidiarosaaguilar