PERSONAS QUE INSPIRAN

“Todxs llegamos al verano”: cambiar el paradigma de los estereotipos de belleza

 “Todxs llegamos al verano”: cambiar el paradigma de los estereotipos de belleza

Esta campaña concientiza sobre la importancia de entender que todos los cuerpos son válidos.

“Durante la secundaria iba a bailar y más de una vez me terminaban agrediendo por ser gorda, la gente me gritaba ´gorda´ por la calle como si fuera algo malo. Hace un año atrás me estaba mirando al espejo y me encontré una estría en la panza. En ese momento me puse a llorar”.

Ese instante frente al espejo marcó un antes y un después en la vida de Macarena Aguirre (23). Un quiebre. Ya no estaba dispuesta a verse ni a sentirse mal con ella misma y mucho menos a angustiarse por los insultos ajenos.

A raíz de esos episodios Macarena comenzó a investigar para poder trabajar como modelo y poder cumplir uno de sus sueños. Hace un año arrancó a estudiar para ser modelo Plus Size (talles grandes) en la agencia Plus Dolls.

“Todxs llegamos al verano”

Con el correr de los últimos meses, Macarena no solo logró cumplir con su meta de modelar, sino que además está compartiendo su experiencia personal para poder ayudar a otra gente que sufre la discriminación como consecuencia de los paradigmas actuales acerca de la belleza. Y de esa forma se le ocurrió crear la campaña de concientización: “Todxs llegamos al verano”.

“En noviembre pasado abrí una convocatoria a través de Instagram donde buscaba modelos, fotógrafas y maquilladoras y la verdad que se sumaron varias chicas. En la convocatoria decía que no importaba si eran modelos profesionales o no, la idea era que estuvieran dispuestas a hacerse las fotos. Enseguida, se formó un grupo de whatsapp, pusimos una fecha e hicimos la sesión de fotos en el patio de la casa de una amiga. No pensamos que iba a trascender más allá de las redes, pero estamos contentas. El mensaje es que no importa como seas, sos válido y no tenés que hacer nada para llegar al verano”, afirma Macarena.

La campaña, cuenta, se le ocurrió a raíz de sus propias experiencias, de saber en carne propia lo que se siente y lo que se vive “por no querer mostrarse cuando llega el verano, por el miedo a lo que nos pueden decir y la idea es ayudar a otras chicas y a otros chicos para que no sufran porque sé lo que se siente cuando uno quiere ocultarse”.

“Me decían que para mí no había talles y era una situación incómoda”

Julia González (23) es amiga de Macarena y, además de estudiar Psicopedagogía, es una de las maquilladoras del grupo. “Cuando me propuso la idea no dudé en decirle que sí, me parece que está muy bueno porque yo también había sufrido bullying. En el colegio me cargaban con el tema de mi peso, yo tenía una hermana, ella era la flaca y yo era la gorda. Y también me sentía excluida a la hora de comprar ropa hasta que llegó un momento en el que comencé a pensar que nunca iba a encontrar el talle indicado para mí. A veces, los vendedores de los locales me miraban de arriba hacia abajo, me decían que para mí no había ropa y era una situación incómoda”, recuerda Julia.

Julia confiesa que esas experiencias la destruían, que se iba llorando, malhumorada y que, quizás, se la terminaba agarrando con su mamá que la estaba acompañando. “Hace un año y medio atrás odiaba mi cuerpo, pensaba en hacer cualquier cosa para bajar de peso, pero me di cuenta que todo se trataba por cumplir con un ideal de belleza que te plantea la sociedad. Nosotras queremos romper este ideal de belleza, lindos somos todos: con estrías, con arruguitas, con cicatrices, con los que sea, eso nos hace más imperfectos”.

Todos los cuerpos son válidos

Macarena dice que este último mes fue muy “revolucionado” para ella y para sus amigas que la acompañan en la campaña. “Empezamos a hablar cada vez más en el grupo, tenemos un lindo vínculo. Hace poquito, una de las chicas se sintió mal con los comentarios que le hacían y entre todas nos apoyamos, eso está buenísimo. Creo que se nota el odio que la gente deposita en sus comentarios, hay mucha gente que necesita agredir, están muy acostumbrados a los estereotipos y, quizás, ellos mismos no llegan a cumplir con las exigencias y esa misma frustración hace que cuando alguien se muestra feliz genere esa negatividad. Queremos mostrar que todos los cuerpos son válidos, pero no hay que matarse para llegar a los estereotipos de belleza”, afirma.

Por su parte, Julia explica que los objetivos de la campaña es que cada uno aprenda a amarse a sí mismo y dice que siente que están logrando el hecho de poder ir contagiando ese sentimiento hacia muchas personas que les envían las fotos que se toman de cómo llegaron al verano. 

“Me siento muy contenta siendo parte de este proyecto, siempre le dije a Macarena que fue una de las ideas más grandes que me podían proponer. Hace poco me pasó que un chico de unos 10 años me dijo que no quería hablar conmigo porque era gorda y a mí ya no me afectó, ya no me molesta, yo me quiero así, me quiero como estoy. El tema es si ese nene se lo dice también a sus compañeritas del colegio, tiene que ver con quién o quienes se lo inculcan. Por suerte, siento que esto le llega a mucha gente, que se sienten motivadas, que nos felicitan y acompañan”.

Mientras disfruta de unos días en la playa, Macarena dice que hoy en día sí se ve linda y que cuando se levanta todas las mañanas ya no busca las imperfecciones que le devuelve el espejo. “Disfruto verme linda como soy y ya está. Todos me dicen que están muy contentos por mí y mi familia está muy orgullosa”.

 

Quienes quieran seguir la campaña a través de Instagram pueden ingresar a: @Todxsllegamos al verano.