LIFESTYLE

¿Para qué sirve el wellness coaching?

wellness coaching

Es una herramienta que nos ayuda a mejorar nuestros hábitos de salud física y emocional.

 

El término Wellness Coach se usa para definir a un asesor o consultor de salud y bienestar. Su función es ser una especie de guía motivacional que brinda las herramientas necesarias para que el paciente pueda lograr objetivos en relación a su salud física y emocional como, por ejemplo, bajar de peso, comer más saludable, disminuir el estrés y la ansiedad.

“El wellness coaching es una herramienta que nos puede ayudar a mejorar nuestros hábitos de salud. Un wellness coach ayuda a alcanzar tu ideal de bienestar y de salud, que es completamente personal. Se puede trabajar temas muy diversos, desde alimentación, ejercicio, sueño, estrés, emociones, peso. Se puede conseguir aquello que la persona decida que es importante para ella, desde tener más energía a aprender a decir no, disfrutar más de la vida, realizar ejercicio, perder peso o dormir mejor”, sostiene Natalia Calvet, Coach y Experta en Hábitos Saludables.

Desde hace tres meses, Trinidad María Gómez (21) comenzó este tipo de terapia por varios motivos, entre ellos: superación personal, erradicación de miedos y conflictos en su familia. “De sesión a sesión el coach me deja con una reflexión acerca del problema que yo llevé a la consulta y me brinda herramientas para superar ese problema. Durante una semana te concentrás en algo específico, algo que a vos te cueste hacer. Un pequeño ejemplo: en mi caso fue vestirme con más color para ver qué podía suceder. Antes no me había puesto a pensar que ponerme siempre ropa negra iba a tener algún tipo de repercusión en mi vida, en mis relaciones, en mi estado de ánimo y la verdad que sí.  Me ayudó a darme cuenta que el color negro vibra poco, pasa desapercibido. Entonces, un día fui a la facultad con un vestido amarillo y la onda fue otra, del día en general y de las personas hacia mí”, cuenta Gómez.

 

La metodología de trabajo con el paciente se lleva a cabo mediante sesiones que pueden ser presenciales u online, individuales o grupales. Cada encuentro suele durar entre 45 y 60 minutos.

Beneficios

Algunas de las preguntas que suele hacer un wellness coach a sus pacientes son: ¿Qué necesitás? ¿Qué querés hacer? ¿Qué sentís? ¿Cómo está tu autoestima? ¿Qué cosas te angustian? ¿Qué te gustaría modificar en tu vida? ¿Qué cosas te gustaría mejorar en relación a tu bienestar emocional?

“Uno de los mayores beneficios que tiene poder recibir estas herramientas es sentir cómo se amplía su visión del mundo, es decir, cómo sesión a sesión cambia la forma en la que suelen ver las cosas y, por ende, cambia lo que sienten frente a un evento que antes los atormentaba, molestaba o dolía. En segundo lugar, se trabaja con objetivos específicos para alcanzar, aquí no se busca que vengan a descargar sus broncas o frustraciones de la semana, sino de disponerse a trabajar en cómo salir de esos lugares de incomodidad, generar herramientas y salir al mundo a practicarlas.
El coaching, a diferencia de otras terapias o procesos de transformación personal, tiene una gran clave: que es no sólo encontrar aquello que te esté trabando en tu vida o impidiendo desarrollarte en tu máximo potencial, sino que trabaja sobre la acción. Es decir, sobre los nuevos aprendizajes que debés incorporar en tu vida para poder realizar cambios concretos. En otras técnicas nos sucede que solemos ver cuál es nuestro problema e incluso nuestro origen, pero eso no necesariamente es suficiente para cambiar, precisamente porque nunca aprendimos a hacerlo distinto”, explica Nicolas Apelt, Coach Ontológico Certificado, Licenciado en Administración de Empresas, Terapeuta Gestáltico y Autor del libro “Reflexiones de un Espíritu Mental”.

Para que el wellness coaching sea exitoso, es necesario plantearse metas realistas y objetivas, preguntar y escuchar.
Y a través de las respuestas identificar estrategias para superar obstáculos, proveer consejos para incrementar el fitness, una buena nutrición o reducir el stress. A nivel psicológico, no substituye ni reemplaza la terapia, ni mucho menos a los conocimientos de un psicólogo especialista, si no que complementa otros tipos de procesos de autoconocimiento personal.

¿Qué beneficios tienen las personas que practican que reciben estas herramientas?
“A nivel nutricional, el wellness es recomendable para todas aquellas personas que tengan ganas de descubrir la magia de confiar en ellas mismas, aumentando su capacidad de autoconocimiento y alcanzando todos aquellos objetivos personales que se propongan. No es recomendable, por cierto, para quienes buscan dietas milagrosas o fórmulas mágicas, ya que el Coaching, desde luego, trabaja con el despertar de la conciencia de las personas.
Encontrar los para qué de su vida, encontrarse a sí mismo, aprender a definir y plantearse objetivos personales, llevar a cabo acciones asertivas y coherentes consigo mismo, vivir más feliz y en armonía con sus valores y con el resto de la gente, aumentando su conciencia personal y colectiva”, explica Carolina Martignetti, Licenciada en Nutrición humana y Dietética-Coach Nutricional.