LIFESTYLE

Lacoste cambia su cocodrilo por animales en peligro de extinción

La campaña busca concientizar y recaudar fondos para una entidad conservacionista. 

El cocodrilo Lacoste es uno de los logotipos más emblemáticos del mundo, exhibido con orgullo en sus famosas prendas durante los últimos 85 años. La historia detrás del cocodrilo rinde homenaje al fundador, René Lacoste, quien se ganó el apodo gracias a su tenacidad en la cancha de tenis.

Por primera vez en la historia de la marca, BETC, su agencia de publicidad, propuso un cambio de logotipo. Se trata de un llamado a la acción, en el que la marca pone el dedo en la llaga sobre el estado global de la biodiversidad y los derechos de los animales.

El cocodrilo Lacoste cederá su hábitat a diez animales amenazados en una colección de remeras de edición extremadamente limitada. Lo que más impacta en esta peculiar campaña de polos Lacoste, es que el número de unidades a producir es el mismo de animales de cada especie que existe en el planeta.

Con un total de 1.775 polos, la cantidad de prendas corresponde al número de ejemplares vivos, en el sitio web oficial de Lacoste pueden ver la cantidad exacta de cada prenda. Se dieron a conocer en un desfile en la Semana de la Moda de París  y ya se puede ayudar a esta causa comprándolas en línea en su página web.  Como parte de la campaña, abrieron un micrositio llamado: Save Our Species, donde se venden por 183 dólares cada uno. Cada venta se destinará a la preservación de su especie en específico.

 

BETC ha establecido una asociación entre Lacoste y la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN). Durante 70 años, la Unión ha sido la autoridad mundial sobre el estado del mundo natural y las medidas necesarias para salvaguardarlo. A través de su asociación SOS - Save Our Species, la UICN coordina proyectos de primera línea en todo el mundo para ayudar a garantizar la supervivencia de las especies amenazadas, sus hábitats y las personas que dependen de ellas.

Lacoste y BETC trabajaron en estrecha colaboración con los expertos de la UICN para definir y seleccionar diez especies amenazadas, cuyos animales han sido diseñados por el estudio Lacoste para crear los logotipos, adoptando exactamente el mismo enfoque de bordado que el histórico Cocodrilo.

Con esta campaña, Lacoste y BETC inician una alianza de tres años entre la marca y la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza.