Inspiración

Ache - Abrazo compartido, una colección de cuentos infantiles pensada para abordar temas difíciles

Ache - Abrazo compartido, una colección de cuentos infantiles pensada para abordar temas difíciles

El objetivo de este proyecto es generar material didáctico para que los niños puedan transitar situaciones que los angustian.

Se trata del primero de una colección de cuentos para tratar temas difíciles con los niños. A través de estas historias, las autoras, Karina Escandarani, Vanesa Fridman y Marisa Ludmer, se animan a explorar e indagar sobre circunstancias de la vida que a veces nos toman por sorpresa. En este caso abordan el tema del cáncer infantil.

"A partir de una experiencia real, nos dimos cuenta que no existía material literario que hablara de los sentimientos que surgen cuando un niño enferma de cáncer, ni brindara herramientas para trabajar esa situación con los compañeros, con los padres y con los docentes", expresa Karina Escandarani, una de las autoras del libro.

"Las personas que lean el cuento se van a encontrar con una historia de amistad, de compromiso, de solidaridad. La historia comienza con un partido de fútbol, donde el protagonista además de ser muy buen amigo, es el jugador estrella. Después de las vacaciones de invierno le detectan una enfermedad y tiene que enfrentarse a una situación adversa de la vida. Esta historia transmite las emociones del niño, su familia y el entorno que lo rodea, frente a esta noticia", explica Marisa Ludmer, también coautora.

El cuento es tan simple, como emotivo. La historia está muy bien relatada y cuidada. Cuenta con un prólogo para niños y otro para adultos, que invitan a conectarse con las sensaciones que esta historia genera y fundamentalmente, a que los chicos y los adultos no se sientan solos si tienen que atravesar situaciones complicadas de la vida.

"El objetivo del cuento es poder acompañar al niño que enfermó, a su familia, a su entorno y al equipo de profesionales de la escuela que muchas veces también se siente vulnerable. La idea es que puedan permitirse expresar las emociones a través de este texto, como un soporte y un acompañamiento. Es un libro para utilizar niños y adultos en conjunto, porque aborda una temática compleja", afirma Vanesa Fridman, quien escribió el libro junto a Karina y Marisa.

¿Cuál debería ser la forma para transmitir a los niños este tipo de noticias? 

 

"En un primer momento es importante la información real, concreta, acordando con la familia que información se va a transmitir. Además, hay que ir considerando como  lo va tomando el grupo de pares. Habilitar espacios para recibir preguntas de los chicos y desde ahí ir respondiendo, asegura Fridman. 

No hace falta informar más de lo que los chicos preguntan. Los niños siempre necesitan saber la verdad con claridad y sentir que hay un adulto que puede acompañarlo con lo que siente"

Miedo, tristeza, angustia, temor a contagiarse y desesperanza son algunas de las sensaciones que pueden llegar a sentir los chicos al enterarse de que uno de sus compañeros enfermó de cáncer. El impacto del diagnóstico en el niño y en su entorno, los sentimientos que padecen, los vínculos entre niños y adultos, la amistad, la empatía, la enfermedad, la competencia, la resiliencia, la adversidad y los vínculos entre pares, son los tema que se abordan en este cuento. Atravesar juntos la adversidad, es el mensaje que esta historia transmite.

¿Cómo debería ser el trabajo entre la escuela, los docentes y los padres a la hora de tocar este tema?

"Tiene que haber un canal de comunicación fluído donde la escuela vaya contando lo que va ocurriendo y los padres vayan pudiendo hacer feedback y trabajarlo con sus hijos. Cuando un niño enferma, el tema no impacta solamente sobre el niño y su familia, sino que se va metiendo en la sociedad, en el grupo de pares, en la escuela, en otros grados que podrían enterarse y empezar a preguntar. Comienzan a surgir temas nuevos que tal vez no se hablaban en familia y que se tienen que empezar a abordar. La idea es que no sea un tema tabú, sino que circule y de esa manera se pueda procesar y elaborar", puntualiza Ludmer.

 Participar del armado de esta historia, fue un hermoso proceso de trabajo, donde las piezas se fueron entramando, para permitirnos hoy contar con este libro y poder ayudar a todos aquellos que lo necesiten.

"Buscamos fondos para poder continuar con la edición de este libro y así poder regalarlo a los hospitales con pabellones oncológicos e instituciones que se contacten a través de la web", concluyó Karina Escandarani.