EMPRESAS MÁS HUMANAS

Look que transforma

Look que transforma

El programa de capacitación para la reinserción sociolaboral de mujeres privadas de libertad o que han sido liberadas recientemente tiene diez nuevas egresadas.

Farmacity y la Dirección Nacional de Readaptación Social y la Dirección de Asistencia de Personas Bajo Vigilancia Electrónica del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación, celebraron el cierre de la segunda edición de LOOK QUE TRANSFORMA, el programa de capacitación en belleza y cuidado personal, cuyo objetivo es contribuir al empoderamiento, formación profesional, emprendedorismo y reinserción laboral de las mujeres participantes que se encuentran bajo régimen de prisión domiciliaria con monitoreo electrónico o que han sido liberadas recientemente. Tras una edición en 2018 de ocho mujeres egresadas, este año son diez las que recibieron sus títulos. 

“Por segundo año consecutivo reafirmamos el compromiso social que declaramos y asumimos como compañía con los derechos de las mujeres. Creemos que hay una gran oportunidad para fortalecer habilidades y brindar oportunidades reales de reinsertarse positivamente con la vida en sociedad. Esperamos que cada vez sean más las empresas que se sumen a este tipo de acciones, para que sigamos trabajando juntos en promover el acceso a los derechos de un colectivo que encuentra más obstáculos a la hora de emprender su reinserción social producto de la discriminación”, expresaba Andrea Gualde, Directora de Asuntos Jurídicos e Institucionales de Farmacity.

Y seguía: "Este es un programa para trabajar con un universo tan vulnerabilizado y tan poco visibilizando. Quisimos dar lo que sabemos hacer, cuidado de la piel, maquillaje, belleza desde un lugar que tuviera un plus: que estas mujeres puedan gobernar sus propias vidas, tengan la oportunidad que nunca tuvieron, empoderarlas, sean autonomas. En el camino nos transformamos todos. Desde Farmacity creemos que la empresa tiene que tener un rol en la sociedad, hay que darle a la sociedad una empresa responsable. Desde ahí se involucraron todas las áreas de la compañía, todas. Eso me enorgullece. Todos compartimos esta filosofía". 

Respondiendo al compromiso social que declaró y asumió como compañía, Farmacity incorporó a mujeres que participaron del programa a sus sucursales de Get The Look, donde se encuentran brindando servicios de manicuría y maquillaje. Una de ellas, Nancy Catacora Hernández, participó del evento de graduación de esta segunda edición y contó su experiencia, con el objetivo de brindar un mensaje a las nuevas egresadas de este año.

El momento más emotivo de la jornada fue al final, cuando Nancy, quien fue parte del programa en 2018 y hoy trabaja en uno de los locales de Farmacity, les decía a las nuevas egresadas: "Esta oportunidad es única, va a cambiar la vida de cada una de ustedes que hoy se reciben. No lo desperdicien, aprovechen, pongan en práctica todo lo que aprendieron. Y quiero agradecer a Farmacity y el Ministerio por jugársela por nosotras. Esto no solo me cambió a mi sino tambén a mis 6 hijos. Esto no son papeles, esto es vida, es realidad, es nuestro futuro".

“Nancy  nos llegó a todos con su historia de vida, con sus ganas de cambiar, con la fuerza que la llevó a hoy ser la mejor trabajadora de un local de belleza. Ella nos demostró a todos la importancia de dar oportunidades y lo transformador que es no sólo para ella, sino para su familia. Con Nancy muchos aprendimos la importancia de seguir construyendo alianzas público-privadas que den herramientas, y brinden oportunidades reales de inclusión. Necesitamos que estas experiencias se multipliquen, y que cada vez sean más las empresas que se sumen a incluir personas que recuperan la libertad. Trabajando todos juntos vamos a lograr bajar las tasas de reincidencia y construir sociedades más justas y seguras”, comentaba el Dr. Juan Bautista Mahiques, subsecretario de Asuntos Penitenciarios y Relaciones con el Poder Judicial y la Comunidad Académica.

Por su parte, Martín Casares, jefe de gabinete del Ministerio de Justicia y DDHH de la Nación, destacaba la importancia de las alianzas público-privadas para generar inclusión laboral “y una segunda oportunidad a mujeres empoderadas que son sostén de familia”. Y seguía: "Esto debe generar un efecto contagio en otras empresas, es un modelo de inclusión  socio laboral para que en cada empresa haya una Nancy".