DEJÁ TU HUELLA

Plástico: cómo transformar un gran problema en una gran solución

¡Conocé la iniciativa Llená Una Botella de Amor y sumate a su propuesta única!

El capítulo local de Llená una botella de amor se trata de una fundación instalada en Bernal Oeste que se dedica al reciclaje. Con la colaboración de distintos voluntarios juntan envases y plástico que, tras distintos procesos de compactado generan un nuevo material, que reemplaza a la madera.

La iniciativa propone que la gente junte, dentro de una botella plástica, diversos tipos de plásticos como bolsas de supermercados, envoltorios de golosinas y packaging en general.

El proyecto nació en Colombia y los referentes locales en Bernal son Daniel y Flavia. La fundación local capacita a la gente para que junte el plástico de un solo uso en una botella para evitar que no forme parte de un relleno sanitario o que contamine el medioambiente.

Este compacto se reutiliza como reemplazo de la madera, en forma de tablas y postes. Este nuevo material tiene una garantía de 25 años con el uso adecuando y se puede construir desde mobiliario de todo tipo hasta viviendas, según explican desde la fundación.

Actualmente la fundación ya capacitó a más de  7000 personas. Van a colegios y empresas y también recuperaron varias toneladas de plástico.

Para llenar una botella existe un proceso sencillo que cualquier persona puede realizar. En primer lugar, se debe conseguir una botella vacía con una tapa, la cual debe ser rellenada con cualquier tipo de bolsa plástica, sorbetes, empaques o residuos desechables. Posteriormente, con la ayuda de una madera o un palito delgado se debe presionar todos los materiales. Por último, una vez llena y con el material compacto se la debe llevar al punto de retiro más cercano.

Contactá a la fundación en Facebook e Instagram