DEJÁ TU HUELLA

Para el 2040 solo 1% del sector tecnológico estaría compuesto por mujeres

Para el 2040 solo 1% del sector tecnológico estaría compuesto por mujeres

Por tal motivo,  varios organismos internacionales están llevando a cabo actividades inclusivas para mujeres que quieren entrar en el sector de la tecnología.

Internet está al alcance de todos, esta es una ventaja y un riesgo, dado que el uso no adecuado de las herramientas a nivel virtual facilita crímenes que afectan la privacidad de la ciudadanía en general siendo las mujeres y los niños la población más vulnerable a temas de acoso, chantaje e intimidación.

Así, las mujeres participan cada vez más en el ámbito tecnológico, realizando trabajos que en el pasado eran “de hombres”. Si bien ahora vemos muchas más chicas uniéndose a estas carreras en las universidades, pero todavía hay un enorme camino por recorrer.

“Emprender en el mundo de la tecnología no es un viaje fácil, en realidad, es un gran desafío, especialmente como mujer porque todavía es difícil desarmar el paradigma del hombre / mujer.”, afirma Andrea de la Zerda consultora de Cloud Solutions LATAM.

Incluso hoy, en el mundo, la mayoría de los clientes de negocios que se reúnen con un consultor de TI esperan estar hablando con un hombre. Pero cuando aparece una mujer en su lugar, demuestra que las mujeres pueden superar las expectativas de la sociedad en todos los aspectos. Esas mujeres (Andrea las llama "Chicas en la nube") no deberían temer emprender nuevos desafíos. Deben comprender su poder para influir en un cambio mayor en las vidas de innumerables mujeres aspirantes.

Según la organización Liverpool Girl Geeks, si no hay intervenciones en el corto plazo, para el año 2040 solamente un 1% del sector tecnológico estará compuesto por mujeres. Es por eso que varios organismos nacionales e internacionales están llevando a cabo actividades inclusivas para mujeres que quieren entrar en el sector de la tecnología.

A su vez, iniciativas creadas por entidades como takebackthetech minimizan los riesgos e instruyen códigos realizados por mujeres de buenas prácticas para perfeccionar el uso de las tecnologías de la información.