DEJÁ TU HUELLA

Por una crianza sin estereotipos de género

Por una crianza sin estereotipos de género

Chicos.Net entiende que nuestro desafío como personas adultas responsables de la crianza, educación y cuidado de niños, niñas y adolescentes, es comenzar lo más pronto posible a deconstruir nuestras propias prácticas y creencias en las que se basa la cultura machista.

Algunas recomendaciones para revertir estereotipos sexistas desde el hogar y la escuela. Muchas de las recomendaciones son más allá de las interacciones digitales porque lo que ocurre en esos entornos está ligado a todas las esferas de nuestras vidas, sean cara a cara o virtuales.

  • Prestemos cada vez más atención a cómo usamos el lenguaje de manera de incluir a todas las personas y no aceptemos más chistes misóginos.
  • Revisemos las diferentes expectativas que ponemos en cada una de acuerdo a los sexos.
  • Equilibremos a las oportunidades que damos a unas y a otros. Distribuyamos equitativamente juguetes, colores, espacios, etc.
  • Valoremos lo diverso y defendamos las libertades.
  • Eduquemos en el ejemplo, porque de poco nos sirve un discurso igualitario si en la práctica las tareas domésticas y reproductivas las asume siempre una mujer y participación en espacios productivos y de decisión queda en manos de varones exclusivamente.
  • Cumplimiento de la Ley de Educación Sexual Integral en todas las escuelas de todos los niveles (desde inicial a terciario), de gestión pública y privada, laicas y religiosas.
  • Ante los riesgos en Internet, privilegiar el diálogo, sostener el acompañamiento y fortalecer la confianza, antes que el uso de filtros parentales y el control permanente de sus dispositivos. Aprovechar a dialogar a partir de casos que sucedan en el entorno o de noticias de actualidad.
  • Evitar etiquetar actitudes, preferencias, ropa, colores, deportes, juguetes, etc, “por ser de nena/nene”.
  • Practicar en conjunto una mirada crítica hacia los mensajes en Internet y todos los consumos culturales (libros, películas, publicidades, canciones, etc). Las principales preguntas que se pueden empezar a responder en conjunto son: ¿qué está diciendo este mensaje?, ¿quién lo dice?, ¿a quiénes?, ¿con qué intenciones?, ¿usa un lenguaje que me incluye a mí y a todas las personas?

Empecemos este mes, esta semana, este 8 de marzo, y cada día, todos los días.